thumbnail Hola,

Jorge Valdano puso a su compatriota a la altura del 'mejor' Diego. "Desde hace cinco años es el Maradona del Mundial de México", destacó. Además, habló de CR7 y Bale.

Jorge Valdano aprovechó la presentación de su nuevo libro 'Los once poderes del líder. El fútbol como escuela de vida' para hablar acerca de los dos grandes astros del fútbol español, Lionel Messi y Cristiano Ronaldo, para quienes solo ha tenido palabras de elogio.

El argentino encumbró a su compatriota a la altura de la -para muchos- mejor versión de Diego Armando Maradona, en la Copa del Mundo de 1986. “Es Maradona todos los días", señaló Valdano respecto a Messi, en declaraciones a Sport, y agregó: "El otro día lo decía un periodista: hace cinco años que vive en junio del 86. Desde hace cinco años es el Maradona del Mundial de México”.

Además, el también campeón mundial hace 27 años restó importancia a la ausencia de un Mundial en las vitrinas de la Pulga: “No le echemos la culpa a Messi de vivir en otro momento histórico. Es un jugador extraordinario como pocas veces hemos visto en la historia”.

Por otra parte, Valdano definió a Cristiano Ronaldo como “el mayor ejemplo que hay en el mundo de profesionalidad, sentido de la perfección y ambición", y explicó acerca del luso: "Cristiano cada año que pasa es mejor porque se propone ser mejor y trabaja para ser mejor. Ante un ejemplo de esa magnitud, hay que descubrirse y ante su fútbol, ni hablar".

El luso sin duda ha sido el mejor fichaje merengue de los últimos años y el extécnico blanco considera fantástica su renovación: “Lo mejor que ha hecho el Madrid en estos últimos cinco años es haberle renovado el contrato a Cristiano Ronaldo. Un jugador que te mete 70 goles por año en el Real Madrid solo tendría como rival a Alfredo di Stefano y a Raúl en cuanto a significación".

A su vez, Valdano comparó el precio de CR7 con el pagado por Gareth Bale, a quien deben darle tiempo para demostrar su verdadero fútbol. “Son cuestiones de mercado. Lo que ocurre es que cuando vino Cristiano llegaba un jugador que valía 120 millones de dólares. Ahora ha llegado uno que tiene que demostrar que vale 133 millones. Son dos categorías distintas”.

Artículos relacionados