thumbnail Hola,

El Pipa dejó Capri con la cara lastimada y un cuello ortopédico. El argentino tropezó al bajar de un yate y se lastimó con unas piedras durante su día libre en esa isla italiana.

De repente, la tranquilidad de los hinchas de Napoli se alteró. La alegría por el triunfo en el debut de la Serie A se vio amenazada por una sorpresiva noticia: Gonzalo Higuaín, una de las estrellas del equipo, tuvo que ser hospitalizado este lunes a causa de un tropezón en una zona rocosa de la isla de Capri, mientras disfrutaba de su día libre.

Higuaín disfrutaba de una jornada de descanso en Marina Piccola, una playa de la Isla de Capri, y al bajar de un yate resbaló y cayó sobre una zona rocosa. La caída le produjo cortes en la cara, en la zona de la mandíbula, y también se lastimó una ceja. Las dos amigas que estaban con él llamaron a la ambulancia y el delantero fue trasladado al hospital de Capilupi, donde tuvieron que darle diez puntos de sutura, dos en la zona del pómulo izquierdo y ocho debajo de la mandíbula.

Según la Gazetta Dello Sport el delantero habría dado un paso en falso entre las rocas. Ahora habrá que esperar por más novedades para saber si el nueve de la Selección argentina estará disponible para el próximo partido, o tendrá una recuperación más lenta. Todo indica que el entrenador Rafa Benítez no tiene por qué preocuparse. Los medios italianos recogen el testimonio del médico que atendió al futbolista, Mauro Ingrosso. Según su palabra, Higuaín no sufrió heridas de gravedad

Artículos relacionados