thumbnail Hola,

Erik Lamela aprovecha el interés del Tottenham para exigirle a la directiva de Roma un reajuste salarial. Su compañero Daniel Osvaldo podría ser transferido al fútbol inglés.

Son piezas claves para Roma. Son dos figuras de la Serie A. Erik Lamela y Daniel Osvaldo viven momentos similares. Ninguno de los dos sabe si continuará en la Liga italiana: el exvolante de River exige un reajuste salarial y amaga con irse al Tottenham mientras que el exdelantero de Huracán podría convertirse en las próximas horas en nuevo jugador del Southampton.

Lamela está en la mira del Tottenham. Durante todo el mercado de pases lo estuvo. Los ingleses están dispuestos a pagar 35 millones de dólares por su pase, pero los directivos de Roma no tienen pensado vender al volante argentino. Consideran que el futbolista tendrá un precio mucho más oneroso dentro de algunas temporadas, cuando termine de explotar en el fútbol europeo.

Coco exige que le mejoren el sueldo, sabe que sus posibilidades de conseguir ese beneficio son mayores ahora que un poderoso equipo inglés está dispuesto a llevárselo. De hecho, Tottenham le ofreció al futbolista una prima anual de 4 millones de dólares, cifra considerablemente mayor a la que percibe en Italia (1,2 millones).

La salida de Lamela está sujeta al futuro del galés Gareth Bale, que insiste con su deseo de emigrar a Real Madrid. El entrenador de los Spurs, André Vilas-Boas, tiene pensado incorporar a más de un futbolista en caso de que la estrella de su equipo sea vendida a España. Uno de esos pedidos es justamente el argentino de 21 años. Los tiempos se acortan, el mercado de pases cierra el 2 de septiembre.

Osvaldo acusó lesión y no estuvo en el último amistoso de pretemporada, triunfo 2 a 1 ante Terni, disputado este sábado. La transferencia del goleador al fútbol inglés podría concretarse en los próximos días. Southampton sería el destino del delantero, cuya relación con los tifosi tuvo picos de violencia y amenazas en esta pretemporada. 

Artículos relacionados