thumbnail Hola,

El capitán del Inter sigue con la recuperación del tendón de Aquiles de su pierna izquierda. Aún no hay una fecha definida para su regreso.

Tras 18 años jugando sin parar, Javier Zanetti tuvo la desgracia de saber lo que es lesionarse gravemente al sufrir la rotura del tendón de Aquiles de la pierna izquierda en abril, y ahora tiene que mirar a sus compañeros desde afuera. Desacostumbrado a esta situación, el máximo referente del Inter en las últimas dos décadas, no ve la hora de volver a las canchas.

“Ahora estoy en Argentina. Va todo bien, con fisioterapia, bicicleta y gimnasio. El tendón está respondiendo bien, de a poco voy aumentando las cargas”, contó el Pupi en una entrevista telefónica con La Gazzetta dello Sport.

Más allá del entusiasmo porque la recuperación de su pierna va bien, Zanetti fue precavido y no quiso arriesgar una fecha para su regreso a las canchas: “Voy a ir con el equipo a los Estados Unidos el 29 de julio, pero no quiero arriesgar una fecha para mi retorno. Sólo pasaron dos meses y una semana de la lesión. Todo depende de cómo responda el tendón con el aumento de las cargas”.

Más allá de la ausencia de Zanetti, el Inter necesita recuperar la confianza perdida y con la llegada del entrenador Walter Mazzarri intentarán volver a los primeros planos: "Después de siete años de ganar todo, nos tocaron dos años de no ganar nada. Somos humanos. Pero ahora tenemos que volver a ser Inter. Mazzarri  es un entrenador que siempre ha demostrado determinación y carácter. Él quiere ser un jugador de la Serie A como nosotros. Su llegada es un estímulo para todos".

La polémica salida de Antonio Cassano, transferido al Parma, fue otro tema al que se refirió Zanetti: “Mazzarri no entra en esta cuestión. Me limitaré a decir que he tenido una relación honesta con él y que él no tenía una buena relación con todos. Es sabido que Stramaccione (el anterior técnico) había tenido un desacuerdo con él”.

Relacionados