thumbnail Hola,

Después de siete años y más de 200 partidos jugados, el argentino cambió la Premier por el Calcio. Cómo fue su estadía, marcada por goles y conflictos.

El argentino se fue a la Juventus de Italia tras siete años en la Premier League. West Ham, Manchester United y Manchester City fueron sus equipos en Inglaterra donde consiguió muchos títulos y rompió varios records.

Tévez llegó a Inglaterra en agosto de 2006. Después de ganar la Copa Libertadores en Boca y el campeonato brasileño con Corinthians, el delantero firmó con el West Ham, un modesto equipo de Londres que convivía con una realidad que “el Apache” no había conocido hasta ese momento: pelear por no descender. Debutó en un partido frente a Aston Villa que finalizó 1-1 y su primer gol en la Premier tardó varios meses en llegar. Fue de tiro libre en la derrota 4-3 frente al Tottenham Hotspur y a partir de ese gol el rendimiento de Tevez creció de manera exponencial.



El argentino se ganó la titularidad y el cariño de toda la gente que, como todas las hinchadas de los equipos donde jugó, le reconoció el sacrifico permanente y la autoría de goles en partidos importantes. Él fue el abanderado de un equipo que se salvó del descenso en la última fecha, ganando con su gol en Old Trafford frente al campeón de ese año, Manchester United. Con siete goles en 29 partidos jugados, Tévez dejó al West Ham para dar un gran salto en su carrera, justamente al United.

Old Trafford recibió a Tévez y él estuvo a la altura. El exBoca comenzó jugando poco pero a fuerza de goles se ganó un lugar y estuvo dos temporadas bajo el mando de Alex Ferguson. Su primer gol se lo hizo al Chelsea que terminó siendo uno de los equipos al que más le convirtió. Conquistó seis títulos: dos Premier League, una Champions, un Mundial de Clubes, una Copa de la Liga y una Community Shield. En total, jugó 99 partidos y anotó 34 goles, cumplió con grandes actuaciones y llegó a anotar cuatro conquistas en un partido por primera vez en su carrera. Fue contra Blackburn Rovers por la Copa de la Liga y valió el elogio de Fersuson: “Definitivamente hace mi trabajo más fácil y más fuerte al equipo”.



Pese a esto la relación con el entrenador, al igual que con los dirigentes, nunca fue buena y esto fue determinante para que Tévez se fuera del equipo. Algunas conductas del atacante molestaron al ahora exentrenador que optó por no hacer uso de la opción de compra y antes de que se venciera su contrato se supo que el delantero no iba a continuar en el equipo. En su último partido frente al Arsenal la hinchada roja lo ovacionó.

Finalmente, a mediados de 2009, el delantero dio un giro inesperado y firmó con el clásico rival del United, el Manchester City. Llegó y causo una revolución. La mitad de la ciudad enfureció con él mientras que la otra lo adoptó y enloqueció con sus goles. En el City fue donde más rindió y fue goleador de una Premier junto a Berbatov. Disputó 126 partidos e hizo 74 goles convirtiéndose en el sudamericano que más festejó en ese país. Logró una Premier, una Copa de la Liga y una Community.

Al igual que en el United, conflictos con el director técnico hicieron que se fuera del City. Tras un episodio confuso en un partido, Mancini se peleó con Tévez y el delantero estuvo sin jugar cinco meses. Después volvió, pero los problemas lo persiguieron; cierta distancia con la popular hinchada del equipo y algunos asuntos extra futbolísticos como haber manejado sin registro de conductor, hicieron que nunca haya podido volver a ser lo que fue. Su destino pareció juzgado aquel día que, según la prensa inglesa, el delantero se negó a entrar a la cancha pero para el jugador la pelea no había sido con él. Víctima de un carácter que por momentos lo traicionó, Tévez se despidió de Inglaterra con varios títulos bajo el brazo y algunos récords. A los 29 años, su próxima apuesta será en el futbol italiano.

Artículos relacionados