thumbnail Hola,

La Pulga vuela: en los que deberían ser sus días de descanso, se la pasará arriba de un avión. Por eventos y partidos amistosos, recorrerá más de 38 mil kilómetros.

Lionel Messi tiene lo que quiere, menos vacaciones. Qué placer de este mundo podría negársele al mejor futbolista de todos. Casi ninguno. Pero si de descansar unos días se trata, la Pulga deja de ser un privilegiado. En este receso de verano pasará más de dos días arriba de un avión, entre viajes a eventos de las marcas que lo publicitan y a partidos amistosos en distintas partes del mundo.

Imagínese si a usted le dicen que en sus vacaciones deberá pasar cincuenta y cuatro horas arriba de un avión. El viajar es un placer, canta el célebre Miliki. Pero para los mortales. Para los que, como Messi, acostumbran a vivir en las alturas, yendo de una ciudad a otra, de un partido a otro, subirse a un avión es tan rutinario como cepillarse los dientes.

El saturado itinerario comenzó el 20 de junio. La Pulga partió desde Buenos Aires a Milan. Allí, en la ciudad de la moda y el glamour, se lució como modelo de la prestigiosa Dolce & Gabbana, marca que lo patrocina. En Italia, donde celebró su cumpleaños 26 arriba de un barco junto a sus dos hermanos, estuvo hasta este miércoles, cuando partió con destino a Senegal.

Messi está en África por motivo de un acto benéfico contra la malaria. Será protagonista y conferencista en el marco de una campaña de concientización contra esta enfermedad que acecha a varios países del continente. Esta experiencia será la víspera de un rally de cuatro partidos amistosos que afrontará en menos de diez días.

Vení, vení, viajá conmigo
    Países visitados  
Ciudades Kilómetros recorridos Horas de vuelo Fin de la travesía
6 7 38.215 54 7 de julio

Este viernes viaja hacia Medellín, previa escala en Madrid: 11188 kilómetros, más de 15 horas de vuelo. El sábado, su equipo, Los amigos de Messi, se mide contra Resto del Mundo. El rosarino participó de este mismo evento en 2012, en la ciudad de Bogotá.

Más tarde lo esperan en Lima para el segundo amistoso de la gira, que se disputará el 2 de julio. Otra vez los mismos equipos que en la anterior presentación, pero con la presencia del as brasileño Neymar, nuevo compañero de Leo tras haber sido fichado por el Barcelona. Esa misma noche embarca nuevamente. Próxima parada, Los Ángeles, a casi 7000 kilómetros de la capital peruana, poco más de ocho horas en las alturas.

El 3 de julio juega, el 4 viaja a Chicago. Otros 2805 kilómetros. El 6, en Chicago, le pone punto final a la gira. ¿Se acuerdan? Empezó en Milan, pasó por Dakar, viajó hasta Medellín, deleitó al público de Lima, conquistó a los latinos y a los (pocos) nativos que lo fueron a ver en Los Ángeles y se despidió acá, en la tierra de Al Capone. Aclaración, nuestro conteo no incluye las horas ni los kilómetros que separan Chicago de Barcelona, el último vuelo que tomará el futbolista.

Entonces, ¿dónde están las vacaciones de Messi? Tendrá ocho días libres desde su llegada de los Estados Unidos hasta el 15 del próximo mes, cuando tenga que presentarse a los entrenamientos de pretemporada con su club. Tal vez Tito Vilanova postergue su reincorporación. Tal vez él entienda que Messi tiene todo, menos vacaciones.

Artículos relacionados