thumbnail Hola,

Por un planchazo a Giovinco, el Cuchu fue expulsado sobre el final de Inter-Juventus. Esta fue su primera vez en 227 partidos en liga italiana y es la segunda roja en su carrera.

Luciano Román Garzo
Redactor
Goal.com Argentina
Seguilo en

Conducta intachable. Uno de los últimos volantes centrales que mantiene el honor de dicho puesto por encima de todos aquellos que con el juego brusco como principal característica se encargan de ensuciar la posición clave de todo equipo. Es el jugador argentino en actividad con más títulos y todavía tiene espacio en su vitrina. Esteban Cambiasso es un señor adentro de la cancha y las estadísticas así lo indican, pero también es humano y a veces la impotencia domina y se entromete en el cerebro para darle órdenes al cuerpo que uno jamás ejecutaría en un estado de calma.

No es buena la temporada de Inter, que no llegó a los octavos de final de Champions League y en la misma instancia pero de Europa League quedó eliminado en manos del Tottenham inglés a pesar de que casi remonta el 3-0 que había sufrido en el partido de ida. En el plano local, el Nerazzurro tampoco está en un buen momento ya que está a 21 puntos del líder Juventus y pelea por quedarse con la última plaza para jugar la Europa League en la próxima temporada.

Precisamente ante la Vecchia Signora, Inter tenía la chance de escalar en la tabla de posiciones, pero el último campeón invicto le ganó a domicilio. No sorprende que el conjunto de Andrea Stramaccioni haya perdido teniendo en cuenta el nivel que ha mostrado en esta temporada, pero un segundo antes del final del encuentro sucedió algo que sí asombra: Cambiasso llegó a destiempo, no aminoró la marcha y puso todo el peso de su cuerpo sobre el tobillo izquierdo de Sebastián Giovinco con un planchazo temeroso.

Increíble, sí. Inexplicable, no. La roja que le mostró el árbitro Nicola Rizzoli después de haber marcado el final del encuentro fue la primera que vio Cuchu en 227 partidos jugados en Serie A. Sería un error afirmar que con el resultado ya definido Cambiasso fue a lastimar al delantero de Juventus. No hay que olvidar que el hecho de que un volante central juegue 227 partidos y reciba la primera expulsión al culminar el último de ellos es muy meritorio y más aún en una liga tan dura como la italiana.

La reacción de todos los suplentes fue instantánea tras la violenta jugada, pero también se notó rápidamente el respeto que le tienen sus colegas de la Serie A. Lejos de ir encima de él a reprocharle, sólo uno lo encaró y el resto entendió que no está en el ADN de Cambiasso ajusticiar a los rivales.

Tan curiosa es la historia de Cambiasso y las expulsiones, que la primera -y única- vez que lo echaron antes que la de este encuentro también fue sobre el final del partido y en un claro gesto de minusvalía por no poder revertir lo que sucedía. La Selección Argentina de José Pekerman perdía 1-0 ante Ecuador por las Eliminatorias rumbo a Alemania 2006 y Cambiasso no soportó ver cómo Agustín Delgado festejaba tras convertir el segundo y sentenciar el partido. Empujones entre propios y ajenos, árbitro en el medio, roja para Cambiasso.

Tan lejos está él de la polémica y el juego brusco que un año después, en Alemania, marcaría el gol más lindo del Mundial 2006 luego de una jugada colectiva excepcional. Cualquier jugador puede tener una reacción de la que luego se arrepienta y mucho más un volante central, pero si hay algo indiscutible es que Cambiasso las sabe controlar y muy bien.

Relacionados