thumbnail Hola,

Mauro Icardi sufrió hace días de la decepción de no viajar al Sudamericano Sub 20 pero en su primer partido del año construyó una actuación memorable.

Mauro Icardi, forjado en La Masía catalana, había sido convocado por Marcelo Trobbiani para afrontar el Sudamericano Sub 20 que se disputará entre el 9 de enero y el 3 de febrero. Sin embargo, el goleador debió ser desafectado por la negativa de la Sampdoria de cederlo durante todo enero. El descontento y la frustración incial se transformó en felicidad y algarabía tan solo unos días después. Icardi marcó dos goles y fue determinante en el triunfo por 2-1 frente a la Juventus.

Juventus, último campeón italiano y actual líder, comenzó ganando en su propia casa con gol de Giovinco. Para colmo, minutos más tarde fue expulsado Gaetano Berardi. Con diez jugadores, la empresa de la Samp parecía imposible. Sin embargo, Icardi dio vuelta el partido 17 minutos. Primero, un derechazo con complicidad de Gianluigi Buffon igualó el partido. Después, una acción parecida terminó con el arquero italiano lamentándose por una definición magnífica del argentino.

Más allá de los goles, su incisiva participación fue determinante para enloquecer a un fondo que sufrió constántemente los embates de Icardi gracias a su portentoso y arrollador físico. Bonucci, Peluso y Barzagli lo padecieron durante noventa minutos. Con bajas importantes, la Juventus sufrió un cachetazo contra el club genovés, que navega por la mitad de la tabla con 20 puntos. Icardi encontró en Delio Rossi, quien reemplazó a Ciro Ferrera, a un técnico que le da confianza y continuidad. El argentino devolvió su confianza con una actuación memorable y consagratoria.

Artículos relacionados