thumbnail Hola,

Sergio Aguero fue determinante en el triunfo del Manchester City frente al Norwich. El Kun marcó un gol y edificó otros dos.

"Yo no sabía quién era. Estábamos comiendo en el predio de Ezeiza. Él estaba a mi derecha. Yo miraba fútbol, pero de la Argentina, no de Europa. Y le pregunté ¿vos cómo te llamás?. Leo se acuerda y se muere de risa. Me contesta 'Lionel'. ¿Y tu apellido? 'Messi', me responde. Yo sabía por las noticias que había uno bueno de Barcelona y dije es este. Después, lo vi entrenarse y me di cuenta lo bueno que era y nos pusieron juntos en la habitación en ese Mundial". Sergio Agüero y Lionel Messi forjaron su amistad en la previa del Mundial Sub 20 de Holanda 2005. Con la Pulga como estrella, la Argentina levantó la Copa del Mundo. Dos años después, el Kün, ya como figura excluyente, repitió la hazaña en Canadá.

El mundo del fútbol vive a la sombra de los récords descomunales de Lionel Messi y, por supuesto, Agüero no es la excepción. Sus números, como los de Radamel Falcao, Cristiano Ronaldo y tantos otros, son ridiculizados por las cifras estratosféricas de la Pulga. Sin embargo, el Kün se ha constituido como el segundo mejor argentino de la actualidad. Edificó su idolatría en el Manchester City a fuerza de goles en tan solo un año. En la temporada pasada fue fundamental para conquistar la Premier League y certificó su estírpe heroíca con el gol en el último minuto que le obsequió el título a una grada enloquecida.

El mejor socio de Messi dentro de la cancha también es el argentino más determinante en Inglaterra. Pieza decisiva en la Selección Argentina, Lio encabeza la ilusión de un Maracanazo en Brasil, custodiado por un Agüero que mantiene la frescura de aquel pibe que en un clásico le quebró la cadera a Diego Crosa a puro firulete y gambeta. Un esteta del fútbol, un jugador con una calidad y un talento insondables que lo ponderan como una de las grandes estrellas del fútbol mundial. No se habla de él tanto como lo merecería, solamente porque existe un tal Lionel Messi. Pero el Kün, héroe de tantas batallas, también demostró su linaje, este sábado en otra demostración memorable frente al Norwich.

Artículos relacionados