thumbnail Hola,

El volante rosarino del Queens Park Rangers formó parte de la visita del equipo a una escuela londinense para chicos con dificultades de aprendizaje. Un positivo mensaje navideño.

No todas las noticias de los jugadores argentinos por el mundo tienen que ver con goles, hazañas, transferencias o expulsiones... Más allá de la cancha, esta época del año aflora la sensibilidad e invita a compartir, a brindarse por el otro.

Eso fue lo que hizo el plantel del Queens Park Rangers al visitar la escuela Jack Tizard, de Londres, a la que aisten chicos entre 2 y 19 años con diferentes dificultades de aprendizaje. Los jugadores compartieron varias horas con los alumnos, felices por la presencia de los futbolistas.

Como parte del plantel, el rosarino Alejandro Faurlín se mostró abierto a compartir con los niños, atendió con buena onda los requerimientos de fotos y se interesó en las actividades que desarrollan.

La escuela es vecina de Loftus Road, el estadio del QPR. Atiende a las comunidades de Hammersmith y Fulham y acepta a alumnos de otros barrios de la capital inglesa. Más allá de la posición en la tabla de la Premier League, con su mensaje navideño el QPR tuvo una actitud digna de un campeón.

Otro jugador de la Premie que se hizo presente en el lugar fue el coreano Ji Sung Park, quien también con un gorrito navideño pasó a saludar a los chicos del establecimiento.



Artículos relacionados