thumbnail Hola,

La eliminación en la Copa del Rey profundizó el mal momento del Athletic. Para el periodista Román Iucht, las causas "son varias, entre ellas la ida de Javi Martínez al Bayern".

Marcelo Bielsa es una persona que siempre genera debate. Desde su paso por el seleccionado argentino que el rosarino ha cosechado tantos adeptos como críticos. Si bien luego de la etapa post menottismo vs bilardismo han aparecido muchos entrenadores exitosos a nivel local (Carlos Bianchi, Ramón Díaz, por caso) ninguno ha polarizado tanto la opinión como el actual técnico del Athletic de Bilbao. Y la pobre cosecha de resultados del club vasco este año ha reabierto la discusión.

El miércoles, el Bilbao quedó eliminado en los 16avos de final de la Copa del Rey a manos del Eibar, un equipo de la Segunda B, la tercera categoría del fútbol español. Este traspié, sumado a la temprana despedida en la Europa League y al andar errante en la Liga, hacen de la actual una temporada floja para el Athletic, si se tienen en cuanta los resultados. Al menos, esto se desprende si se la compara con la teomprada anterior, la primera de Bielsa al mando de los vizcaínos, en la que llegó a las finales de la Copa del Rey y de la Europa League.

Para intentar entender el por qué de este bajón tan pronunciado en el equipo de Bielsa, desde Goal Argentina nos pusimos en contacto con el periodista Román Iucht, autor del libro "La vida por el fútbol. Marcelo Bielsa, el último romántico", y le preguntamos su parecer: "El bajón se debe a una suma de factores. Entre ellos, el menor rendimiento de los jugadores, la ida de Javi Martínez (al Bayern Munich) y el conflicto con Fernando Llorente, que perjudica directa o indirectamente al plantel y a la autoridad de Bielsa a la hora de exigirles a sus jugadores".

Otro de los factores que Iucht nota como posible causa del mal momento del Athletic es "la falta de fortuna: el Bilbao debería tener más puntos en la Liga (marcha decimocuarto, con 18 puntos en 15 fechas) y en la Europa League mereció algunos resultados que no se le dieron". "Además _agrega Iucht_ los segundos años de Bielsa en sus equipos, incluso en Newell's, siempre fueron complicados, por el desgaste que provoca la alta exigencia a la que somete a sus jugadores".

El periodista de Radio Continental y el diario La Nación, entre otros medios, también marca que "Bielsa, en la temporada pasada, despertó cosas en los jugadores que antes no tenían, o no habían mostrado. Los hizo jugar por encima de sus posibilidades", lo que, contrastado con el mal nivel que muestran actualmente, la diferencia en el rendimiento se hace muy notoria.

El bielsismo y sus detractores

Una de las razones que marcan la importancia de Marcelo Bielsa en el ambiente futbolero es la polarización que se da en la opinión sobre su persona. Bielsa tiene tantos adeptos como críticos en la Argentina, y sobre esto se expresa Román Iucht: "Los detractores sólo existen acá, por su trabajo en la Selección. El mundial fue un fracaso, él mismo lo admitió, y ese mal resultado fue el que produjo que varios alzaran la voz contra Bielsa".

Pero el entrenador rosarino también genera una especie de fanatismo, de ejército que defiende a ultranza las creencias y valores que despliega en cada país o equipo en el que es contratado. "Bielsa genera asombro, incredibilidad y hasta desconfianza al principio. Desconfianza para el que no lo conoce, porque parece que siempre está impostado, en pose, en un personaje. Pero cuando ven que se hace responsable de las derrotas, que no hay un personaje sino una persona que defiende sus valores (valores que mucha gente comparte) ahí empieza a ser reconocido y defendido por gente que se ve representada en él, y principalmente en sus valores", añade el periodista, intentando explicar el por qué de tanta admiración de la gente hacia el entrenador. "Bielsa es valorado primero como persona, y después como DT", cierra, de manera clara, Román Iucht.


Artículos relacionados