thumbnail Hola,
Saviola: "El día que quiera volver a River, lo haré saber"

Saviola: "El día que quiera volver a River, lo haré saber"

Javier Saviola

El delantero del Málaga desmintió los rumores sobre su posible vuelta al conjunto argentino en corto plazo.

Javier Saviola, producto e ídolo de River, destruyó el sueño de volver a verlo con la banda roja sobre el pecho en el corto plazo: "Hubo posibilidades de volver a River, pero muy remotas. Yo siempre expliqué y mantuve mi postura de seguir en Europa. Sabía que no era el momento de volver. El día que quiera volver, lo haré saber. Se hablaron muchas cosas, pero cuando tenga ganas seré el primero que buscaré la forma de volver", explicó en una entrevista con ESPN.

Saviola se forjó en la cantera del Millonario. En 1998 debutó en la primera división y en 2001 partió rumbo a Europa. Barcelona, Mónaco, Sevilla, Real Madrid, Benfica y Málaga fueron sus equipos, todos con un denominador común: En ninguno se pudo asentar como titular indiscutido. Condenado al ostracismo durante varios (y largos) tramos de su carrera, el hincha de River siempre le reprocha jamás haber pegado la vuelta, ni siquiera cuando el club debió afrontar la temporada más difícil de su historia, hundido en la B Nacional.

Además, desde España opinó sobre el presente y el futuro de River: "Lo veo difícil a River. Es fácil hablar desde acá afuera, pero la situación en la que está River dirigencial y futbolísticamente no es la mejor. River necesita una etapa de cambios", comentó el delantero que disfruta la buena campaña de un sorprendente Málaga.

Saviola, cómodo en el fútbol europeo, sabe que retornar a Argentina para vestir la camiseta rojiblanca es un desgaste que padecieron Fernando Cavenaghi, Alejandro Domínguez y David Trezeguet: "La gente está sensible, como sabiendo que no son los mejores años. Sabemos la calidad de Trezeguet, como la que tenía Cavenaghi y el Chori, la gente tiene que valorar lo que da cada jugador". Será por eso, además de las razones económicas, que el Conejo prefiere seguir en el Viejo Continente, con su idolatría a salvo pese a críticas incipientes por su exilio eterno.

Artículos relacionados