thumbnail Hola,
La historia de amor entre Messi, el Barça y la pelota

La historia de amor entre Messi, el Barça y la pelota

-

El de Leo Messi es un caso curioso y digno de recordar, su aparición dentro del mundo del fútbol es posiblemente, la historia más perfecta que se pueda recordar en este deporte.

Este entrañable relato está al alcance de muy pocos dentro de la historia del deporte, la irrupción de Messi en el fútbol, ha sido comparada con la aparición rutilante de un tal Michael Jordan en el Baloncesto, un Tiger Woods en el golf o la de un Michael Phelps en la natación.

El talento indiscutible que está a las órdenes de Josep Guardiola, le permiten al mundo entero disfrutar del fútbol en su estado más puro, del espíritu de competencia en su forma más representativa. Lo de Messi muchos aún no lo acaban de digerir, e incluso de aceptar. Hasta yo me he atrevido a decir que probablemente nunca ganará un mundial, pero la historia y la manera en la que se están desenvolviendo las cosas para el crack argentino, nos hace pensar que esto puede ser una mera obra del destino.

En los tiempos de Newell's Old Boys, cuando Messi jugaba en la recordada “Máquina 87”, Leo era el líder de ese equipo, este equipo no era mas que uno más del montón sin los servicios de la “Pulga”. En su primera final disputada con Newell´s, Messi se quedó encerrado en el baño de su casa sin poder salir para jugar el partido. En el campo de juego la única pregunta era sobre el paradero de Messi, que al terminar el primer tiempo, aún no llegaba y su equipo iba perdiendo por 1 gol a 0.

"Si salíamos campeones nos ganábamos una bicicleta. Comenzó el partido y el Leo no llegaba. Terminó el primer tiempo e íbamos perdiendo 1-0... rompió el vidrio de la puerta del baño y llegó y salimos campeones con tres goles suyos", aseguró Juan Cruz Leguizamón, amigo y co-equipero de Leo con los “Leprosos”.

Este relato nos dice entre sus delgadas y transparentes líneas, que este chico tiene un verdadero amor por el deporte, un cariño que pocos han logrado describir, e incluso pierden el aliento al tratar de hacerlo, por la tremenda impresión y emoción que causa el simple hecho de escucharlo.

Eminencias del fútbol argentino, como César Luis Menotti y Marcelo Bielsa, son paisanos de Leo, nacidos en Rosario. Aunque discrepan sobre quién es mejor entre Messi y Pelé, ambos se rinden ante las habilidades que el pequeño genio de Rosario ha demostrado al mundo, no es extraño para ellos que tenga tres balones de oro en su haber.

Pero la historia de Messi podría quedarse en el FC Barcelona durante toda su carrera, simple y sencillamente porque Messi está en uno de esos momentos adecuados en el lugar adecuado de este momento del espacio y tiempo. Messi llegó a caer como anillo al dedo en tiempos en los que el Barcelona cuenta con la cantera más prolífica de la actualidad.

No solo es la presencia de Xavi Hernández, Andrés Iniesta y Cesc Fábregas como sus compañeros de equipo. Si el Barcelona se maneja de la misma manera que lo ha venido haciendo durante los siguientes años, hay que tener por seguro que jugadores como Thiago Alcántara, Sergi Roberto y Jonathan Dos Santos gozarán de trofeos importantes al lado del genio argentino.

La cosa cambia a la hora de ponerlo en la órbita de la selección argentina, suena casi de locos, el pensar que Messi no será campeón del Mundo con jugadores como Sergio Agüero, Javier Pastore, Carlos Tévez, Ezequiel Lavezzi y Javier Mascherano en las filas de la albiceleste, si Argentina no llega a ser campeona del mundo en el ciclo de Leo, no será por responsabilidad del jugador, yo señalaría directamente a la federación argentina de fútbol, por no saber aprovechar su fuente interminable de talento y ponerla al servicio de su súper crack.

Durante el año 2012, el fenomeno argentino ha logrado anotar 23 goles con su selección, mantiene a la albiceleste en lo más alto de la tabla general en Eliminatorias Sudamericanas. También ha logrado echarse al bolsillo al pueblo argentino, que durante el año pasado en la Copa América celebrada en ese país, salió abucheado de algunos estadios y muy cuestionado por la diferencia de rendimiento en el Barça y en la selección.

Si el argentino sigue con la misma dinámica en su equipo y sigue ganando trofeos como lo ha hecho a lo largo de su carrera, muchos nos quedaremos con las ganas de verle levantar a un equipo de las cenizas y convertirlo en grande, como lo hicieron en su tiempo Maradona y Pelé. Tal vez nunca podremos saber si Leo la rompería de igual manera en otro club como en el Barça, pero en verdad eso no importa, ya que mientras él se siga divirtiendo, el mundo entero se lo agradecerá.

Mientras Leo no se mueva del Barcelona, y el Barça le siga dotando de compañeros que mimen al balón como él lo hace, esta historia de amor podría terminar con un final no solo feliz, si no perfecto. Y el señor Cristiano Ronaldo deseará por el resto de su vida el haber nacido en otra época, donde Messi aún no haya existido en el panorama futbolístico internacional, ya que Messi seguirá siendo el mejor del mundo hasta que él quiera.

 

Artículos relacionados