thumbnail Hola,
Filipe Luis: Diego Simeone me ha devuelto la confianza

Filipe Luis: Diego Simeone me ha devuelto la confianza

Filipe Luis - Atletico Madrid

El jugador brasileño reconoce que ha recuperado su mejor nível gracias al técnico argentino, al que culpa de todo el cambio de mentalidad del equipo

El jugador brasileño Filipe Luis se ha ganado el puesto fijo en el Atlético de Madrid. Es el futbolista de campo que más minutos ha disputado desde que Simeone está en el banquillo. Gracias a él, reconoce que ha recuperado el nivel que le llevó hasta el Manzanares. 

El lateral izquierdo está comenzando su tercera temporada en el Atlético. "Ya he jugado 100 partidos con la camiseta del Atlético, para mí significa muchísimo. No es fácil hacerlo y estoy muy agradecido", recuerda.

Como muchos de sus compañeros destaca el cambio experimentado con el argentino: "Vives momentos mejores o peores. Depende de la mentalidad que tenga el equipo. Yo he vivido lo malo hasta que llegó El Cholo. Con Quique estuvimos bien, quedamos séptimos, pero nunca llegamos a estar entre los cuatro primeros. Vivir así es difícil porque este club merece estar arriba y, en aquella época, estábamos lejos incluso de la Europa League. Fue un momento muy complicado, con muchas críticas. Con Simeone ha cambiado toda la dinámica negativa". 

Al contrario de lo que puedan pensar algunos sobre que con Simeone ha llegado la calma para trabajar más tranquilos, Filipe confiesa que él lo ve más bien al revés. "Simeone ha hecho que se mueva el mar. Con él hemos empezado a luchar de verdad. Llegó con una mentalidad y un conocimiento del club muy importante, porque con esta camiseta ha estado peleando por el descenso y ha ganado el Doblete, así que conoce las dos caras de la moneda".

El jugador colchonero se fija objetivos para esta temporada, pero con la templanza de saber lo que hay en la Liga BBVA: "El equipo tiene ahora que lograr la plaza de Champions. Hablar de pelear con el Madrid y el Barcelona es un error. Fijarnos este objetivo es equivocarnos, porque la temporada pasada quedamos a más de 40 puntos de estos dos equipos. Ahora somos segundos y estamos muy bien, pero ellos llegan cerca de los 100 puntos y eso es difícil para cualquiera".

El Atlético de Madrid ya conoce el sabor de la derrota, pero el lateral considera que se puede perder como se perdió en Mestalla, ya que perder así deja otro sabor e incluso fortalece. "El fútbol tiene días y lo que ha conseguido el míster es eliminar los días tan malos que teníamos en otras épocas. Recuerdo, por ejemplo, contra el Hércules o el Espanyol, que en media hora nos habían metido tres. El Cholo ha sabido cambiar nuestra mentalidad", subraya Filipe Luis.

No dejó escapar la ocasión de recalcar la importancia de Falcao y señala que El Tigre es el termómetro. "Si está fino, el equipo está igual que él. Es un líder y por eso en tan poco tiempo se ha convertido en uno de nuestros capitanes. El hecho de que no le piten las faltas le deja muy molesto. Es normal. Si te pegan, te tiran, te agarran y no pitan ni te protegen, te cabreas". 

Volviendo al nivel personal, Filipe Luis ha llegado a decir que está en el mejor momento de su carrera y que ahora "disfruta" dentro del campo. "El míster me ha devuelto la confianza perdida. Llegué al Atlético después de una lesión muy complicada y a un precio muy alto, con lo que llegaba con mucha presión. En el Deportivo casi todas las jugadas pasaban por mis pies y era muy diferente a esto".

Confiesa que el trato con su ex entrenador no era el adecuado: "Quique ni siquiera contaba conmigo, me tuvo dos meses y medio sin convocar y sin decirme lo que significaba para el equipo. No me sentía importante y sufrí un bache muy grande. Fue un frenazo tremendo para mí, no sabía ni qué hacer con el balón. No sabía si subir o bajar ni en los entrenamientos. Quería agradar a todo el mundo y hacer más de lo que podía. Intentaba atacar más de lo que debería y defendía peor. Soy consciente de ello".

Pero luego todo cambió para él. "Cuando llegó El Cholo me dijo lo que quería de mí, me situó en el campo y me dijo que me saldría todo. Me demostró una confianza increíble poniéndome en casi todos los partidos y teniendo en cuenta que competía con Antonio López, que es una referencia en este club y un espejo para mí. En ese momento recuperé la confianza perdida. El fútbol es un estado de ánimo y Simeone me ha conquistado". 

Para terminar mira al futuro inmediato y analiza los próximos enfrentamientos, pero con diferentes sentimientos: "No tiene nada que ver el cariño que le tengo al Deportivo. Nunca llegué a jugar en el primer equipo del Madrid y no siento nada por ellos. De todos modos, los derbis son especiales, no hay palabras para describir lo que se siente. Yo he jugado seis y los he perdido todos y es muy duro para nosotros", concluye.

 

Artículos relacionados