thumbnail Hola,

La actuación del barcelonista con Argentina, con dos goles y victoria ante Uruguay, contrasta con la derrota de Portugal ante Rusia.

No hay rastro de los tiempos en que los viajes de Lionel Messi a jugar con Argentina suponían un via-crucis. Doce goles y ocho partidos después, el astro del Barcelona vive su mejor momento con la selección argentina, a la que anoche lideró a una victoria por 3-0 frente a Uruguay en el Clásico del Río de la Plata en el que consiguió un doblete. Cristiano Ronaldo, por su parte, no alcanzó a ayudar a Portugal a evitar una derrota por 1-0 frente a Rusia.

Los dos mejores jugadores del planeta llegaban a sus respectivas citas internacionales después de protagonizar un pulso conmovedor y desgarrador en el Clásico del pasado domingo, en el que ambos firmaron un doblete que sirvió a Barcelona y Real Madrid para empatar a dos.

Tanto Messi como Ronaldo son los máximos candidatos a conseguir el Balón de Oro. El madridista, aspirante a retomar un cetro que Messi lleva tres años consecutivos consiguiendo, no puede desaprovechar ninguna oportunidad para convencer a los votantes. Después de los partidos del viernes con sus selecciones, la diferencia entre ambos parece ensanchada a favor del argentino.

Independientemente de quién sea nombrado mejor jugador del planeta, los dos jugadores se empeñan en romper mitos. Derribado el muro de Cristiano Ronaldo ante el Barcelona, no hay perturbaciones en el horizonte para el portugués. Tampoco para el barcelonista, que ya es Messi también a tiempo completo con Argentina. Un añadido más para que logre un nuevo balón de oro.

Artículos relacionados