thumbnail Hola,

En la primera final por la Supercopa Española en el Camp Nou, los cuatro argentinos en los planteles -dos por bando- tuvieron participación activa en el campo de juego.

Los futbolistas argentinos Blaugranas jugaron desde el arranque, mientras que los de la Casa Real ingresaron en el complemento. Además hubo un gol argento por cada lado: Messi y Di Maria. Ambos fueron decisivos, el de Lio para darle ventaja por primera vez a los Culé; mientras el de Angelito para darle vida con el 2-3 a los de Mouriño para la revancha.

En un partido que tuvo a Andrés Iniesta como la estrella, moviéndose en todo momento en diagonales, con amagues y pases verticales a la perfección; Mascherano se subió al podio de los mejores del match. Acá el análisis de los que vestirán la albiceleste el 7 de septiembre ante Paraguay por la eliminatoria sudamericana:

Mascherano fue el mejor de todos, una actuación imperial. Ejerció un dominio espectacular de su zona, ocupando espacios, saliendo al cruce y siempre recuperando con fineza. Diferente a su posición como “número 5” en la Selección, el equipo de Tito Vilanova siempre es el último jugador de la defensa, así jueguen con cuatro en el fondo o con tres por las embestidas de Dani Alves, Mache es el que cuida la retaguardia. Por si algo faltaba para subirse al podio del partido,  le dio una asistencia magistral de 40 metros a Pedro en el gol del empate un minuto después de que Ronaldo había puesto el 1-0.

La Pulga Messi tuvo tres remates al arco en el primer tiempo y no tuvo la puntería que nos tiene acostumbrados. Luego fue intermitente en sus ráfagas de talento puro. Pero marcó el 2-1 de penal para sacar ventaja por primera vez, y luego de una gran jugada tuvo en sus pies el por entonces 4-1, pero Iker casillas demostró porque es el mejor arquero español. A destacar: cortó la racha de no hacerle gol al Real desde agosto del año pasado.

Ángel Di María, siempre pieza fundamental en el equipo de Mourinho, sustituyó a Callejón y con solo quince minutos en el campo tuvo participación destacada al marcar un importantísimo 2-3 que lo dejó al Real Madrid con vida para la revancha en el Bernabeú.  El oportunista aprovechó que Valdez se enredó intentando amagarlo y no lo perdonó.

El Pipita Higüain entró a los 15’ del segundo tiempo por Benzema, y le dio respiro al Madrid que estaba siendo atacado, se movió activamente por todo el frente de ataque y le dio las mejores alternativas ofensivas al equipo de Mou, pero su trabajo quedó opacado cuando Iniesta decidió que el encuentro se juegue al ritmo catalán.

 

Artículos relacionados