thumbnail Hola,

Luis Enrique implementará un innovador sistema 3-2-3-2 en el conjunto azulgrana, con el que intentará volver a la senda de la victoria.

Corren vientos de cambio en Barcelona. La llegada de Luis Enrique y de algunos nuevos jugadores modificarían las bases que se utilizaron en los últimos tres años para darle lugar a un renovado sistema que buscará llevar al conjunto catalán nuevamente a la senda de la victoria. El flamante entrenador parece decidido a mezclar tácticas y utilizar varios dibujos, entre ellos, un esquema que no cuenta con precedentes recientes en el equipo: 3-2-3-2.

Luis Enrique todavía debe decidir quién de los dos arqueros incorporados este año comenzará siendo titular: Ter Stegen o Claudio Bravo. La elección estará basada en el trabajo mostrado durante la pretemporada, pero teniendo en cuenta su experiencia en la Liga, el chileno parece llevar la delantera. Igualmente, ambos saben jugar fuera del área y son hábiles con los pies, lo que le permite a la defensa jugar más arriba.


                      DÚO DINÁMICO | Messi podría actuar detrás de Suárez en la próxima campaña

El recientemente incorporado Jeremy Mathieu formaría parte de la última línea junto a Gerard Piqué y Jordi Alba o Marc Bartra; mientras que el DT continuará buscando otro central que pueda actuar en una defensa de tres o cuatro jugadores. Dani Alves, en tanto, no formaría parte de los planes del entrenador y abandonaría el equipo en este mercado de pases.

Javier Mascherano es uno de los futbolistas que podría actuar en esa posición, pero al técnico le impresionó el desplegue dinámico como mediocampista defensivo que mostró con la Selección argentina durante el Mundial y estaría dispuesto a usarlo delante de la defensa, ofreciendo profundidad cuando fuera necesario. Así, Sergio Busquets asumiría un papel más creativo como doble pivote. Otra alternativa sería la presencia del flamante refuerzo Ivan Rakitic, quien volvería al rol de mediapunta más retrasado, con el Jefecito arrancando desde la última línea.

Detrás de los dos delanteros, Luis Enrique pararía una línea de tres hombres, con Neymar por izquierda y Pedro por derecha, al menos hasta que se confirme la llegada de Juan Cuadrado desde la Fiorentina, uno de los objetivos del club español. Xavi, Iniesta o Rakitic también podrían empezar en la posición central, con Lionel Messi alternando entre ese rol y el de acompañante de Luis Suárez en la delantera. Aunque el uruguayo todavía está sancionado por la FIFA, el DT ya evalúa la mejor forma de incorporarlo al equipo.

"Luis Enrique es barcelonista de la cabeza a los pies y le gusta el 4-3-3, pero también tiene en cuenta otros sistemas y no tendrá miedo de mezclarlos", comentó a Goal una fuerte cercana al club catalán. "El 3-2-3-2 es similar al 3-5-2, pero depende, sobre todo, de los jugadores con los que cuentes". La clave será la flexibilidad en la formación.


                                            Así podría jugar el Barcelona con el 3-2-3-2

"Una defensa de tres hombres le permitirá a los jugadores de las bandas atacar si el equipo tiene la posesión, con Mascherano y Busquets capaces de profundizar y cubrir. El mediocampo con doble pivote está diseñado para dominar la posesión pero también para ser más sólidos. Es clave para conseguir una victoria", explicó la misma fuente.

Arriba, "Messi jugaría de una forma similar a lo hecho hasta ahora, asumiendo posiciones peligrosas en el área", lo que "le permitiría a Neymar y a otros obtener posiciones buenas para marcar goles", agregó. "Luis Enrique ha jugado como defensor, mediocampista y atacante y usará todo el conocimiento obtenido para construir un equipo formidable. Será fútbol total", confían en Barcelona. Ahora, el equipo deberá plasmar las ideas del entrenador en la cancha.

Artículos relacionados