thumbnail Hola,

El exdefensor del Fulham lleva tortas a sus compañeros de equipo antes de los partidos más importantes, en nuestro nuevo episodio del extraordinario poder de la fe.

El exlateral derecho del Fulham Moritz Volz, que ahora juega en el 1860 Munich en la 2. Bundesliga, es notablemente excéntrico. Una vez se vistió de su héroe, el vigilante de la playa David Hasselhoff, para una foto de FourFourTwo (“Me encanta – es la ley en la madre patria. Yo a veces pienso, ¿qué haría Hoff?").

Habitualmente se lo veía pedaleando en bicicleta por West London, y conducía un abollado VW Golf (“el amor de mi vida”). También empleó a un amigo como “manager de celebraciones de goles” a pesar de que raramente marcaba un gol. En su página web también disponía de un libro de frases alemanas (“¿Dónde puedo teñirme el pelo?”)

No es una gran sorpresa, entonces, que sus supersticiones fueran también un poco fuera de lo común. Un entusiasta pastelero, el día anterior a los partidos solía hacer postres temáticos dependiendo del rival.

"Cuando jugábamos contra los grandes como Arsenal o Manchester United, hacía tarta de galletas con banana y polvo de té verde”, reveló mientras todavía jugaba en Inglaterra, y agregó: “Si jugábamos contra rivales más rocosos como el Blackburn Rovers, hacía algo más pesado, como tarta de zanahoria con nueces”. 

La tradición se mantuvo en la 2. Bundesliga, también. “Friburgo juega bien al fútbol, pero el cereal es más apropiado para rivales duros como el Colonia,” señaló. “Friburgo está después del Alsacia, por lo que la respuesta es un dulce de cerezas. Y cuando jugamos contra el Hamburgo, es un festival en toda la ciudad, por lo que hago pasteles de azúcar”.

No sabemos cuánta buena suerte te puede dar esto, pero seguro no rechazaríamos una porción de tarta, Volzy.

Unite al debate sobre las increíbles historias de fe en #startbelieving o, para más información sobre PUMA, visitá: http://www.puma.com/footballclub