thumbnail Hola,

Por un boicot de la Unión Soviética, Chile debió jugar un partido sin rival para clasificarse a la Copa del Mundo de 1974. Una historia que vale la pena conocer.

Cuando el director Ezra Edelman conoció lo sucedido en el repechaje de 1973 en Chile para clasificar a la Copa del Mundo, supo que era una historia que iba a contar. Ahora, con Jeffrey Plunkett como co-director, le presenta a Estados Unidos la historia del partido en el que Chile jugó contra ningún rival. "La oposición" (en inglés "The Opposition"), es un documental que se estrenó este martes en ESPN y que cuenta cómo después del golpe de estado de 1973, el dictador Augusto Pinochet transformó el Estadio Nacional en un lugar para torturas y asesinatos.

La Unión Soviética hizo un boicot y no se presentó al partido de vuelta del repechaje entre la UEFA y CONMEBOL, que definiría una plaza en el Mundial de 1974, pero a pesar de una investigación de la FIFA, Chile se clasificó en el Estadio Nacional de Santiago con un gol histórico porque no había rival en la cancha.

"Me pareció muy extraño que un estadio fuera sitio para tremendas atrocidades", le comentó Edelman a Goal. "La primera vez que fuimos al Estadio Nacional, fue por las Eliminatorias del Mundial. Era como caminar en un estadio normal. Pero fue muy difícil de entender que en ese mismo lugar, cosas horribles sucedieron hace 40 años. Todavía sigo preguntándome: '¿Cómo pueden lidiar con su conciencia?".

"No tengo ninguna conexión con el estadio, pero no podía evitar preguntarme: ¿saben estos hinchas lo que pasó acá?", confesó este cineasta estadounidense que se enamoró del "soccer" cuando la Copa del Mundo pasó por su país en 1994.

En The Opposition, Edelman y Plunkett, asistidos en Santiago por la productora chilena María José Calderón, conversaron con exfutbolistas chilenos como Carlos Humberto Caszely, quien sufriera en carne propia la bestialidad de las prácticas dictatoriales: su madre fue capturada, torturada y luego liberada antes del Mundial de Alemania 1974.

"Fui el primer deportista en la historia en desairar a un dictador", dice Caszely en un pasaje del intenso documental. "Mi madre se abrió su blusa y me mostró la marca de los cigarros con los que la habían torturado. Y creo que nunca llegó a contarnos todo", agregó quien brillara con la Roja y con el Colo Colo.

Edelman tuvo dificultades para abstraerse de la historia y para simplemente disfrutar de un partido de Chile en Santiago. "Nosotros hablamos con algunos exfutbolistas pero también con ciudadanos chilenos que fueron prisioneros en ese estadio. Ellos siguen teniendo sentimientos muy fuertes en relación a ese escenario".

"Lo que nos motivó a contar esta historia fue un pasaje del libro "The Ball is Round" (La pelota es redonda), de David Goldblatt. En ese momento supimos que íbamos a contar esa historia. Y tuvimos suerte, porque pensamos en hacer un gran viaje a Chile, y cuando vimos el calendario nos dimos cuenta de que había una semana en la que había un partido de Eliminatorias y, días después, el 40° aniversario del golpe de estado. Entre un episodio y el otro, pudimos acceder al estadio", recordó el director.

El documental, que integra un paquete junto a otras historias de fútbol de ESPN, será transmitido en toda Latinoamérica después de su estreno en Estados Unidos.

Edelman tiene un solo objetivo. "A nuestra función de pre-estreno asistieron varios chilenos y su reacción fue de lo más positiva. Nos agradecían por contarle al mundo aquella historia. Mi único deseo es que sientan que hicimos un buen trabajo. Ahora, además de ser del Arsenal y de Estados Unidos, siempre quiero que gane Chile."

Artículos relacionados