thumbnail Hola,

En un partido que pasará a la historia de la Champions League, Borussia Dortmund alcanzó su tercera semifinal. La Südtribüne ganó su partido.

El empate en cero en Málaga, por la ida de los cuartos de final de la Champions League, encendió las alarmas en Dortmund. El partido de vuelta necesitaría algo más que un buen planteo táctico y fortuna. Ahí es donde entra la Südtribüne.

Todo aquel que vea la Bundesliga está acostumbrado a la pasión que muestra la tribuna sur del Wesfalenstadion, partido tras partido, durante 90 minutos. El Tifo desplegado ayer ante la salida de los equipos enorgulleció a propios, sorprendió a ajenos, e intimidó a sus rivales. Un fondo Amarillo sobre negro que, en los momentos previos a la patada inicial, delineó una conocida silueta orejona. Un hincha gigantesco más, con binoculares, escondido, surgiendo desde abajo. "Auf den Spuren des verlorenen Henkelpotts" (Tras las huellas de la Copa Europea perdida) pudo leerse. Una búsqueda que empezó tras aquella final del '97, ganada ante Juventus.
El agradecimiento del plantel a su hinchada.

Con 100 metros de ancho, 52 de profundidad y 40 de altura, la Südtribüne es un bastión del fútbol europeo pasional. La tribuna de hormigón es "la popu" más grande del continente, con una capacidad de 25 mil espectadores. La "Pared amarilla", como es conocida, pelea en cada partido su derecho a existir. El fútbol alemán, y la UEFA, no ven con buenos ojos la existencia de localidades sin asientos y pretenden enmendar esto. Para los partidos europeos, se le impuso al club la instalación de asientos que nadie usa.

El único estadio invicto de la máxima competición europea vio las caídas de grandes como el Ajax, Real Madrid y Manchester City, en esta temporada. Los fans alemanes neutros defienden la existencia de la tribuna Sur. El 12 de diciembre del 2012, los directivos de la Bundesliga se reunieron para debatir nuevas medidas a implementar para aumentar los controles de seguridad en los estadios. Una semana antes, frente al Dusseldorf, la Südtribüne mantuvo el silencio durante los primeros 12 minutos con 12 segundos, en señal de protesta.

Fernándo Sanz, ex presidente del Málaga y jugador del Real Madrid, jugó en Westfalenstadion y remarcó la importancia de la tribuna: "El ambiente es indescriptible, los jugadores van a tener una nueva experiencia en un campo mítico. Cuando salgan verán a la izquierda la grada del fondo. Es interminable, con toda la gente de pie sin dejar de animar y saltar".

El despliegue de este martes fue aclamado mundialmente. El mensaje de la Südtribüne fue recibido por sus jugadores, y por los detractores, aquellos que pretenden olvidarse que sin hinchas no hay fútbol. Borussia Dortmund pasó a las semifinales de la Champions League por haber mostrado un gran nivel futbolístico a lo largo de la competencia. Sin embargo, apenas finalizado el encuentro, los jugadores no dudaron en saltar las vallas de contención, y sumarse a la Südtribüne como un hincha más.

Artículos relacionados