thumbnail Hola,

El chileno tenía todo arreglado con el Bayern antes de firmar con Juve, el martes tendrá un partido particular en el Allianz.

Por Kris Voakes | @krisvoakes

En el verano europeo de 2011 los aficionados del Bayern Munich comenzaron a saborear la presencia del chileno Arturo Vidal en el césped del Alianz Arena. Sin embargo no será hasta este martes, cuando la Juventus visite a los bávaros , que podrán verlo. Se espera un caliente recibimiento del público tras aquél pase frustrado y los cruces de frases que hubo de un lado y del otro.

Vidal estaba destinado a jugar en el Bayern, aunque el Leverkusen se negara a venderlo a otro club alemán el jugador quedaba libre al año por la ley Bosman y podía decidir qué hacer. Pero el Leverkusen no cambiaba de opinión respecto a la primera oferta del Bayern, que había sido tomada como escasa y lejos de la valoración del jugador.

"El Bayern puede ofrecer lo que quiera. Hay un umbral sólo para clubes extranjeros", dijo en su momento el director deportivo del Leverkusen Rudi Völler Kicker.

Pero Vidal hacía fuerza para jugar en el Bayern “Estoy seguro que los clubes llegarán a un acuerdo”, expresaba el chileno. Y agregaba, "Ahora hay una oferta oficial de Munich. Antes, había sólo rumores de ello, ahora es concreto”

Y continuó:  “…me gustaría aprovechar esta oportunidad única de uno de los mejores clubes del mundo".

Pero cuando Juventus entró en escena, de repente el horizonte de transferencia se veía diferente. Por primera vez aparecía una oferta de un club que el Leverkusen estaba dispuesto a aceptar. Die Roten aún mantenía la esperanza, pero estaban claramente afuera de la carrera.

Y tan pronto llegó la oferta de la Vecchia Signora (10,5 millones de euros), Vidal terminó pisando el suelo de Turín declarando “…es la institución que cual jugador aspirar llegar”.

"El Bayern tiene grandes jugadores, pero Juventus es Juventus", dijo Vidal. "Y yo también quería jugar al fútbol en Italia, el fútbol tiene una gran pasión, al igual que en Chile".

Quiero ir a Munich. No tengo dudas que los clubes llegarán a un acuerdo.

- Arturo Vidal, 15 de Junio de 2011

"Vidal ha faltado a su palabra", dijo el director del Bayern, Uli Hoeness Bild en respuesta.

"Siempre pensé que con esa  transferencia, las probabilidades estaban por debajo del 50 por ciento y me dije a mí mismo: si funciona, es bueno, si no, no pasa nada.", fianlizó Bild.

Desde su llegada a Turín, Vidal ha transformado a la Juventus tanto en ataque como en defensa.

Sin pelota, Vidal se ubica en el mediocampo cubriendo el sector más vulnerable, la derecha, en esa defensa de tres que pone Conte. Vidal barre ese zona y desde ahí reinicia los ataques de la Juve.

Con la pelota, funciona coherentemente con Andrea Pirlo a su izquierda y Stephan Lichtsteiner a su derecha. También tiene un ojo agudo para el gol y un juego aéreo muy eficaz.

Muchos analistas señalan a Pirlo como el culpable del resurgimiento de la Juventus en estos últimos 20 meses, pero mucho de esto también se debe a lo que ha aportado la llegada de Vidal, que siguió hablando en Italia sobre su comentado cambio de opinión.

"El Bayern es un club serio, pero la Juventus mostró más interés en mí", dijo el Corriere dello Sport. "Además, aquí tengo grandes compañeros como Andrea Pirlo y Claudio Marchisio."

Y serán los dos que se alinean al lado de Vidal en el Allianz este martes por los cuartos de final. Sin dudas se han convertido rápidamente en uno de los tríos más temidos para todos los equipos del fútbol italiano.

Tras no aceptar jugar la Champions para el Bayern el año pasado, para Vidal será una eliminatoria clave para demostrar que no ha equivocado su elección y que puede meter a la Juve en semifinales.

Artículos relacionados