thumbnail Hola,
Silva se retiró con la celeste jugando con una prótesis

¿Qué fue de la vida de Darío Silva?

Silva se retiró con la celeste jugando con una prótesis

Getty images

El uruguayo tuvo que dejar el fútbol tras sufrir un duro golpe, pero supo sobreponerse a la adversidad. Un hombre que no baja los brazos y lleva la garra charrúa en la sangre.

Darío Silva fue un talentoso delantero, con mucha explosividad y gol, que maravilló a los hinchas por su garra y carisma. En 2006 sufrió un duro revés por lo cual tuvo que abandonar la actividad.

Silva comenzó su carrera futbolística en Defensor Sporting. Su explosividad y su capacidad para relacionarse con otro centrodelantero despertó el interés de Peñarol, donde militó entre 1992 y 1995 y consiguió tres campeonatos locales. Rápidamente la Cabra llamó la atención de los clubes de Europa y fue Cagliari quien se quedó con sus servicios.

Tres años duró la experiencia del uruguayo en Italia hasta que se mudó a Barcelona, para jugar una temporada en el Espanyol y pasar rápidamente a Málaga donde dejó su huella bien marcada.

Formó una de las delanteras más recordadas de la historia del club a principios de la década pasada junto al panameño Julio César Dely Valdés, conocidos como la “Doble D”. Pero la carrera de ambos iba a tomar caminos muy diferentes. Mientras Dely goza de un protagonismo mediático sin precedentes como seleccionador de Panamá, que estuvo a punto de clasificar a su Selección para el Mundial que se está actualmente disputando, la vida fue más dura con Darío Silva, con un accidente de tráfico en el verano de 2006 que le costó una pierna.

El 23 de septiembre de 2006, luego de una temporada en el Portsmouth inglés y a sus 33 años, el uruguayo sufrió el peor momento de su vida. El futbolista conducía borracho su camioneta, perdió el control y fue a dar contra un poste de luz. Se golpeó el cráneo, se fracturó su pierna derecha y quedó inconsciente por varias horas. Los otros dos ocupantes del vehículo salieron ilesos.

En el hospital le amputaron parte de la pierna afectada. La intervención tardó cinco horas y fue necesario inducirle un coma. Al despertar, Silva se dio cuenta que su carrera como futbolista había terminado.

Pero lejos de deprimirse, Darío demostró su garra charrúa y se puso un objetivo bien claro: "Mi objetivo es llegar a Londres 2012 y mi especialidad el single sculls”. Silva pretendía competir en remo para su país. Pero los años fueron pasando, las olimpiadas se acercaban y la Cabra ya no estaba interesado en participar.

La política fue lo que sedujo al uruguayo quien se presentó a las elecciones del año pasado en la candidatura de Jorge Saravia, aspirante a senador por el Partido Nacional uruguayo, aunque el verdadero objetivo en este nuevo campo está en 2015, en las elecciones departamentales por la intendencia de Rocha.

Otro punto importante de la vida de Silva luego del accidente es la equinoterapia. Una disciplina que emplea a los caballos como medio para superar lesiones físicas y psicológicas, algo que al exjugador le resultó de mucha utilidad, hasta tal punto que decidió invertir dinero en el mundo equino y mantuvo negocios de exportación de ejemplares árabes, que eran adquiridos por establos de Estados Unidos y España. Su entendimiento sobre el mundo de dicho animal llegó a ser tan profundo que era habitual verlo participar en concursos de caballos árabes como jurado.

Darío Silva perdió una pierna y dejó el fútbol, pero nunca se dejó vencer por la adversidad, como buen uruguayo jamás se rindió: “Solo creo en lo que hago, porque la vida va y viene siempre, así que hay que vivirla con felicidad mientras se pueda”.

Artículos relacionados