thumbnail Hola,

El emblemático capitán de Estudiantes jugó su último partido y se retiró definitivamente. ¿Cómo sigue todo?¿Será presidente del club? Al parecer, tiene otras prioridades...

La Brujita colgó los botines y llegó el momento de lucir todo lo que se trajo de Europa. Y no sólo tiene trajes impecables de una amplia gama de colores, sino también un bagaje de conocimientos que le vienen tan bien como su pegada a un fútbol argentino en estado crítico.

Muchos piensan que su próximo paso es la presidencia de Estudiantes. Y se equivocan. El mismo Juan Sebastián comentó en una entrevista a Radio Provincia que tiene "otros proyectos fuera del fútbol pero relacionados al deporte". Uno de ellos consiste en la capacitación y está vinculado con el exjugador de rugby Agustín Pichot y el exbasquetbolista Pepe Sánchez.

Otra de las “cosas” que tiene Verón en la cabeza, también vinculada con el deporte, es meterse en la política. Cierta afinidad con funcionarios del entorno de Daniel Scioli podría abrirle puertas si es que el ahora Gobernador de la Provincia de Buenos Aires se presenta para Presidente de la Nación en 2015.

Obviamente, como es el fútbol es la vida y un llamado podría cambiar el movimiento de las fichas en el tablero de Verón, pero si hay algo por lo que el 11 de Estudiantes se destaca es por su inteligencia, y él sabe bien que este no es el mejor momento de ser dirigente del club. El buen presente deportivo del Pincha no debe tapar los problemas económicos: en la pretemporada hubo huelga de empleados y las cosas en el country donde se entrena el plantel profesional no estaban del todo ordenadas en su momento.

Por eso, Verón en este momento piensa en hacer el camino inverso. Al meterse en política nacional puede aprender lo que le falta para poder ser ese salvador que necesita Estudiantes para definitivamente dar el salto cualitativo y posicionarse como un club sólido. El fierro está demasiado caliente y Verón no quiere quemarse. No lo necesita. Se mueve como juega, con inteligencia, y en este momento su cabeza le dice que debe alejarse del club, al menos por un tiempo.

Artículos relacionados