thumbnail Hola,
Martino incrustó sus ideas en el plantel de Newell's y el equipo llegó a ser el mejor de Argentina.

Los 10 mandamientos de Martino

Martino incrustó sus ideas en el plantel de Newell's y el equipo llegó a ser el mejor de Argentina.

Gerardo Martino - Newell's

El Tata logró que Newell's jugara en alto nivel con premisas que ningún otro entrenador sostuvo en el tiempo. El resultado final es un equipo inigualable en el fútbol local.

La llegada de Gerardo Martino a Newell’s revolucionó la mitad de Rosario y también al fútbol argentino. El Tata no es un técnico más del montón y con su arribo sembró una idea gracias a la que rápidamente cosechó resultados. Es cierto, a sus fundamentos hay que agregarle las vueltas de jugadores de vasta experiencia como Gabriel Heinze y Maxi Rodríguez, y de un talento notable como el que demostró Ignacio Scocco.

La situación del cuadro rosarino no era buena en lo deportivo ni en lo económico cuando Martino desembarcó, en diciembre de 2011. Sin embargo, en el Clausura 2012, el equipo redondeó un buen semestre y culminó sexto. El objetivo no estaba cumplido, ya que el entrenador había vuelto porque el club estaba comprometido en la lucha por no descender y al comenzar la temporada 2012-2013, el promedio de Newell’s era el mismo que el de Independiente, que acaba de perder la categoría.

LOS NÚMEROS DE MARTINO EN NEWELL'S
Partidos

Ganados

Empatados

Perdidos
68

36

17

15

En el segundo semestre de Martino se vio el salto de calidad del plantel y la idea del entrenador plasmada en el juego. Allí aparecieron los primeros vestigios del que hoy es el equipo que mejor juega en el fútbol argentino con un amplio margen de diferencia sobre el resto. Algunas preguntas que surgen luego de la irrupción de Martino son: ¿qué tiene Martino de distinto a los demás técnicos? ¿qué tan revolucionarias son sus ideas en un fútbol que sin importar las camisetas, generalmente es siempre igual?

A lo largo de su estadía en Argentina, que ya tiene fecha de vencimiento, el Tata fue explicando sus conceptos mientras sus jugadores los respaldaban en la cancha. Si bien es de los técnicos que prepara cada partido según el rival, difícilmente cambie el sistema táctico y nunca quiebra los diez mandamientos que son los cimientos de estructura.

“Soy contra del que tiene y no ataca. Al que no tiene no me animo a juzgarlo. Lo que nunca haría es esperar”

Y como Martino tiene, por eso propone atacar constantemente sin importar el rival. La seguridad de lo propio también reconforta a los jugadores, que de poco se identifican con la forma de jugar hasta incorporarla de forma total.

“El nueve presiona a los dos centrales y los wines a los laterales, siempre liberando al lateral del lado opuesto por donde el rival va a salir”

El técnico y los jugadores son conscientes de que mientras más cerca del arco rival se recupere la pelota, aumentan considerablemente las chances de gol. Por eso, una de las características distintivas de este equipo es asfixiar a las defensas rivales.

“Los defensores tienen que achicar bien a espaldas de los volantes y tienen que estar capacitados y entrenados para jugar un hombre a hombre”

Presionar bien arriba trae el riesgo aparejado de quedar expuesto a un contraataque del rival; para contrarrestar esta situación de juego, lo ideal es tener centrales rápidos que soporten jugar sin un compañero que los cubra ante un eventual error.

“Hay que incentivar a que los arqueros salgan jugando con los pies”

Lo demostraron Peratta y Guzmán: los dos tienen buen manejo y muchas veces inician jugadas que finalizan en el arco rival. Si bien Guzmán perdió varias pelotas, Martino prefiere correr el riesgo de intentar la salida corta antes que recurrir al inefectivo pelotazo.


“Si hacemos un gol no hay plan B, hay plan A2 y es seguir presionando”

Admirable. El hecho de tener la ventaja en el marcador no disminuye la ambición del equipo y las estadísticas lo aseguran: Newell’s convirtió más de un gol en el 42% de los partidos desde que llegó Martino.

“Lo que más me interesa es que el equipo no pierda las formas”

Aunque a la victoria se puede llegar por diferentes caminos, Martino vuelve a elegir siempre el mismo e intenta conducir a sus jugadores por el sendero de un estilo tan difícil de implementar como efectivo.

 “Siempre hago marca hombre a hombre en las pelotas paradas”

Una de las situaciones adversas más complejas en el fútbol argentino son los tiros libres que caen en el área propia. Para intentar neutralizar a los cabeceadores rivales, Martino elige que cada defensor tome a un contrario durante todo el partido.

“Crear la situación de que un volante llegue a la medialuna con posibilidad de rematar o habilitar vale oro”

En un fútbol tan trabado y con tan pocos espacios, las ocasiones netas de gol no abundan y generarlas es uno de los trabajos de estrategia más importantes para el entrenador.

“La capacidad de mantener la pelota en espacios reducidos está directamente vinculada con el nivel de los jugadores”

No se puede pretender implementar un juego basado en la posesión con intérpretes que carecen de técnica. La abundancia del buen pie es uno de los puntos clave para entender el gran rendimiento de este equipo.

“Hay que saber jugar en todos los lugares y hay que tener jugadores para saber hacerlo”

Sin intérpretes, la concreción de la idea se dificulta. Martino tiene arqueros idóneos, centrales ágiles y correctos, laterales veloces y dúctiles, volantes que piensan además de correr y delanteros efectivos. ¿El resultado? Un equipazo.

Artículos relacionados