thumbnail Hola,
Neymar quedó maravillado con el Barcelona en el Mundial de Clubes. Ahora está a un paso.

Neymar encaja perfecto con el juego de Barcelona

Neymar quedó maravillado con el Barcelona en el Mundial de Clubes. Ahora está a un paso.

fifa

El crack de Santos no tiene que dudar en su elección: el estilo de juego del blaugrana con la tenencia como máxima premisa le permitirá a Neymar explotar al máximo su habilidad.

Los dos gigantes del fútbol mundial se arrodillaron a sus pies. Cada uno tiene a uno de los dos mejores jugadores del momento y Neymar, que para muchos está entre los primeros diez y es serio candidato a integrar el top 3 en unos años, es la joya que tanto Barcelona como Real Madrid quieren tener entre sus filas.

Sin embargo, por sus características, Neymar no podría brillar en el Real Madrid y las razones están a la vista. En equipo cuya arma más fuerte es el contraataque es difícil que un gambeteador nato se desplace con la potencia que lo hacen Karim Benzema o Cristiano Ronaldo. Aunque este último tiene una habilidad bastante similar a la del crack brasileño, sus físicos son completamente diferentes.

Para colmo, a un año del Mundial, Neymar no puede darse el lujo de tomarse mucho tiempo para adaptarse a la competencia europea porque la Selección de Brasil lo necesita y, sin dudas, en Barcelona la adaptación sería mucho más rápida. En Can Barça (la casa del Barça) la filosofía de juego predominante se acerca más a la del fútbol brasileño que la que pregona la Casa Blanca en estos tiempos. Los ataques extensos y con tenencia total de pelota hasta que aparezcan los espacios forman parte de una estrategia hecha para Neymar, que en Santos desequilibra tanto por las bandas como por el centro, como lo hace Iniesta, Xavi y hasta el mismísimo Messi.

Por sus capacidades cognitivas, su percepción y su habilidad, Neymar no tardará más que un trimestre para entender el juego del Barcelona y completará su primer semestre dando sus primeros pasos firmes en el equipo. Para la segunda parte de la temporada, y la más importante, ya será una pieza encastrada en el engranaje que sin dudas le dará a Tito Vilanova la frescura que le faltaba en el ataque.

Artículos relacionados