thumbnail Hola,

Ambas estrellas son de Sante Fe y suman 78 partidos internacionales cada uno, pero el promedio goleador de Batigol para su país es muy superior al del actual delantero y capitán.

A unos 800 kilómetros de Buenos Aires, la Selección argentina de menores se quedaba con las ganas de patear la pelota después de que el amistoso que iban a jugar se canceló. Desesperados por sacar el máximo provecho de sus viajes, los entrenadores organizaron un partido ante un combinado de chicos locales en las cercanías de Reconquista, Santa Fe.

"Él no se parecía a un futbolista. Era un muchacho grande y cuando pateó la pelota pensamos que podría ir a cualquier parte ", dijo el exentrenador del equipo juvenil de Newell Old Boys Jorge Griffa a Sky Sports cuando se le preguntó sobre el chico que marcó los dos goles en la victoria por 2-1 para los locales ese día. "No sabía cómo cabecear el balón correctamente y no tenía el físico de un futbolista". Pero Griffa estaba convencido de que Gabriel Batistuta podría algún día ser un jugador especial.

Batistuta no estaba tan seguro, y estaba muy preocupado acerca de dejar sus estudios para comenzar una carrera tan precaria como la de un futbolista profesional. Él rechazó dos ofertas para unirse a Newell, pero finalmente accedió, siempre y cuando se le diera suficiente apoyo para continuar su educación.

Le tomó un tiempo ponerse en marcha. No fue prolífico con Newell's y tuvo una decepción en River Plate antes de encontrar su lugar en Boca Juniors, donde gracias a sus goles se ganó una transferencia a la Fiorentina, donde se convertiría en uno de los mejores goleadores de la historia. "Para mí, él es el mejor delantero que he visto", dijo una vez Diego Maradona.
LOS NÚMEROS DE BATISTUTA
Club
Newell's Old Boys
(Jul 88-Jul 89)

River Plate
(Feb 89-Mar 90)

Boca Juniors
(Jul 90-Jul 91)

Fiorentina
(Jul 91-Jul 2000)

Roma
(Jul 00-Jul 03)

Inter (loan)
(Ene 02- Jul 03)

Al Arabi
(Jul 03-Ene 05)
Partidos
24


21


30


269


63


12


21

Goles
7


4


13


168


30


2


25


Su carrera está en marcado contraste con la de Lionel Messi, quien ya ha pasado más de la mitad de su vida en el juego. "Un niño de 13 años de edad, en La Masia ya piensa de la misma manera que lo hace un jugador del primer equipo", dijo Batistuta acerca del goleador actual de la Argentina. Son dos chicos de Santa Fe, pero ahí es donde terminan las similitudes.

Hoy, martes, Messi subirá a las vertiginosas alturas de La Paz, a sabiendas de que él está sólo un gol de igualar el récord internacional de Maradona de 33 goles con la camiseta de Argentina, pero también será consciente de que tiene mucho camino por recorrer antes de ser considerado como máximo goleador de la Albiceleste.

En el mismo total de 78 partidos con su Selección, Gabriel Batistuta registró una asombrosa marca de 56 goles internacionales. Lo que arroja un promedio de 0,71 goles por partido, en comparación, el de Messi es de sólo 0,41. Para poner aún más en contexto las diferencias, a Messi para igualar el promedio de Batigol, en el momento en que llega a 100 partidos, la Pulga tendría que gritar 39 tantos en sus siguientes 22 partidos internacionales.

El hombre de Barcelona ya ha igualado antes un récord de Batistuta, después de que terminó el 2012 con 12 anotaciones para su país, igualando la marca de goles por año calendario fijado por Batistuta en 1998 -cinco de los cuales llegaron durante la Copa del Mundo en Francia-.

Teniendo en cuenta que Messi aporta mucho más al juego y no sólo a la parte goleada, puede parecer injusto para contrastar su expediente con el de un #9 goleador fuera de serie, pero su récord notable a nivel de clubes ya ha visto superar a otros goleadores de la talla de Samuel Eto'o, el exinternacional brasileño Ronaldo, y quedó a sólo 16 goles de distancia del total del gran Alfredo Di Stefano (227 goles en la Liga), después de haber jugado 87 partidos menos.


Messi, sin dudas, seguirá siendo rompiendo todos los registros goleadores, tanto para su club como para su Selección, a pesar de que los 56 goles de Batistuta en Argentina todavía aparcen a una distancia considerable. "Yo nunca pensé en superar a Batistuta", admitió Messi el año pasado. Y cuando salga a la cancha en La Paz, es probable que Messi mire al pasado y no al futuro, a medida que busque vengar a su país tras el humillante 6-1 durante la clasificación para la Copa Mundial de 2010.

A los 17 años de edad, uno de estos nativos de Santa Fe era un nombre muy conocido mientras el otro todavía no estaba seguro si aún quería jugar fútbol. Pero es el primero quien está jugando para ponerse al día. Al menos por ahora, el legado de Batistuta está a salvo.

Artículos relacionados