thumbnail Hola,
José Mourinho, cada vez más lejos de ser el sucesor de Sir Alex Ferguson

José Mourinho, cada vez más lejos de ser el sucesor de Sir Alex Ferguson

GettyImages

Mourinho es visto como la antítesis del proyecto constructivo y a largo plazo que ha llevado durante todo este tiempo Sir Alex Ferguson, y cada día encaja menos en este United.

¿Quién podría olvidar el comienzo de la fascinante relación de José Mourinho con el Manchester United? Un torbellino de fuego y extravagancia mientras corría por la línea de banda de Old Trafford tras la victoria de su Porto contra los hombres de Sir Alex Ferguson en la Liga de Campeones de 2004.

Mucho ha cambiado desde que el Special One se convirtió en un ídolo instantáneo para los medios de comunicación británicos, una combinación perfecta de talento y carisma, como demostró más adelante durante poco más de tres años en el Chelsea, con el que ganó dos títulos de la Liga Premier, una Copa FA y dos Copas de la Liga.

Durante ese tiempo, Mourinho constantemente superó a Sir Alex, cuyo récord contra el portugués acumula tan sólo dos victorias en 14 enfrentamientos.

 Sin embargo, la relación entre los dos entrenadores ha florecido desde aquel primer enfrentamiento en 2004. Cuando el Real Madrid viajó a Manchester para hacer frente al City en la fase de grupos de la Liga de Campeones en noviembre, el dúo se aseguró de compartir una taza de té en el hotel Lowry.

"Siempre he tenido una relación fantástica con él y me siento orgulloso de ello", dijo Mourinho de cara al enfrentamiento entre el Madrid y el Man U en los octavos de final de la Champions.

"Por supuesto que yo quiero ganar y él quiere ganar, pero creo que el perdedor tendrá un poco de espacio para sentirse algo feliz a causa de la amistad”, añadió. “Es el partido que el mundo está esperando."

Como trasfondo de los elogios de Mou hacia Ferguson y el United quedan las dudas alrededor del futuro del portugués, quien a sus 50 años medita su siguiente paso profesional.

Cada vez resulta más claro que el portugués dejará Madrid al final de la actual campaña, su tercera en el Santiago Bernabéu, en la que el título español está ya fuera de su alcance con 16 de desventaja respecto al líder Barcelona. Es claro que se juega todas sus cartas a la conquista de 'La Décima'.

Mourinho tiene una mala relación con varios jugadores clave en Madrid, entre ellos Iker Casillas y Sergio Ramos, al tiempo que ha alienado a gran parte de fans del club y caído de la gracia de figuras influyentes en los medios españoles. Pese a conquistar La Liga para el cuadro merengue el año pasado, su despido sería inminente si cae ante el Manchester en tan temprana ronda de la Champions.

Debido a ello, su agente Jorge Mendes ya ha entrado en contacto con posibles empleadores para la próxima temporada, mientras Mourinho no oculta su deseo de regresar a la Premier League un día. Chelsea, City y United se consideran posibles destinos junto con el París Saint-Germain.

El también ex entrenador del Inter ha manifestado su deseo de hacerse cargo en Old Trafford cuando el hombre al que reverentemente se refiere como "jefe" decida retirarse. Sin embargo, las piezas no encajan.

No sólo los bonos de Mourinho van a la baja debido a los malos resultados del Madrid; Sir Alex está desafiando sus 71 años y ha dado a entender que va a retrasar su jubilación por lo menos dos o tres temporadas al tiempo que los Red Devils se acercan a su vigésimo título inglés.

El escocés, cuyo contrato se renueva automáticamente cada año, tendrá la última palabra para decidir su propio sucesor, y Goal.com reveló el año pasado que Mourinho y Pep Guardiola son sus dos principales candidatos para continuar con su legado.

“Creo que los grandes entrenadores siempre estarán en gran demanda. Guardiola, Mourinho, David Moyes… hay una gran cantidad de técnicos exitosos por ahí y no sé cuáles son sus planes”, indicó Ferguson en enero. “¿Quién sabe dónde estarán en dos o tres años? "

La respuesta a esta cuestión, en el caso de Mourinho, es "no en el Real Madrid"… y tampoco, al parecer, en el Manchester United.

Mientras que Sir Alex es un gran admirador de la habilidad del portugués, la directiva del United ve con recelo al portugués, quien podría resultar muy costoso tanto en términos de demanda de fichajes como en su capacidad para crear controversia.

Esto ha sido confirmado con el deterioro de su relación con el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, así como figuras importantes en el vestuario, sobre todo el capitán Casillas, a quien mandó al banquillo en dos partidos.

Mourinho también es visto como la antítesis del enfoque de construcción del equipo a largo plazo adoptado por Sir Alex lo largo de los últimos 26 años;  el portugués es un técnico de soluciones rápidas que juega al fútbol pragmático para ganar trofeos, pero se va tras dos o tres años dejando sus clubes hechos un lío.

Esa fue la opinión expresada públicamente el año pasado por Sir Bobby Charlton, leyenda del United, quien es parte de la directiva del club. "Mourinho es un entrenador muy bueno, pero también pontifica demasiado para mi gusto . Es un buen técnico, sin embargo”.

¿El próximo míster del Manchester United? Esa posibilidad sigue disminuyendo.

Artículos relacionados