thumbnail Hola,
Andrés Guardado regresa a sus raíces en Valencia

Andrés Guardado regresa a sus raíces en Valencia

Andres Guardado - Valencia CF

El futbolista mexicano está regresando a la que un día fue su posición natural dentro del campo y lo está demostrando con grandes exhibiciones en España.

En sus inicios en el Atlas, Andrés Guardado siempre tuvo clara su posición natural, su recorrido por toda la banda izquierda y grandes capacidades para regresar a tiempo para ponerse el frac, fueron siendo lentamente descartadas. Su llegada a España, trajo consigo una novedosa demarcación que no se conocía mucho en él, en el Deportivo la Coruña jugó todo el tiempo como mediocampista por izquierda.

Durante su estancia en el club que lo vio debutar, el Atlas de Guadalajara, Andrés Guardado jugó siempre de lateral izquierdo. Fue en esa demarcación en la que se encargó de ganarle apuestas a su entrañable amigo, entonces portero del América, Guillermo Ochoa. Los goles que le anotó en los Atlas-América desde media distancia quedaron para el recuerdo.

Ya en su transición a la selección mexicana de fútbol, Ricardo Antonio La Volpe se encargó de utilizarlo por primera vez como mediocampista más adelantado a su posición natural, Andrés lo hizo tan bien en la justa mundialista, que en el Deportivo La Coruña ni siquiera se dieron cuenta que tenían entre manos a un jugador versátil, de gran recorrido, mucha pegada y cobertura defensiva al alcance de pocos.

Estas virtudes fueron re descubiertas por el técnico argentino, Mauricio Pelegrino, que se encargó de ponerle en esa posición desde el inicio de esta nueva aventura con el Valencia. Andrés sorprendió a propios y extraños, muchos incluso piensan que esta posición es algo nuevo en él y su valor en el mercado seguramente comenzará a subir como la espuma gracias a esto.

Ahora con Ernesto Valverde, Andrés está regalando sus mejores exhibiciones defensivas a la afición del conjunto Ché, que hasta antes de comenzar esta temporada, creía que había contratado a un mediocampista por izquierda, y nada más. Pero la realidad es otra y viene desde que Guardado estaba en las fuerzas básicas entrenando en Los Colomos en la Academia.

De hecho, José Manuel de la Torre, que lo conoce bien, podría incluso optar por utilizarle en esa posición. Precisamente para darle cabida a la gran cantidad de extremos y mediocampistas que también pueden rendir en esa posición. Des esta forma, el fútbol de la selección mexicana podrá concentrarse también en abrir el fútbol a las bandas y ampliar más el alcance del equipo, que con Guardado ahí, tendría a un extremo más del lado izquierdo, que acompañe a Carlos Vela, Giovani dos Santos o a cualquier otro futbolista que pueda desempeñarse como extremo por izquierda.

Esta nueva perspectiva le abre un abanico amplio y lleno de posibilidades para convertir a la banda izquierda de México, potencialmente en la más peligrosa de todo el continente americano. “Chepo” tendrá suficientes partidos para intentar probar esta opción y así comprobar la validez de esta teoría. Andrés Guardado está regresando a sus raíces y así seguramente se sentirá más cómodo y entregará mejor rendimiento y mejores números que cuando jugaba como mediocampista.

Artículos relacionados