thumbnail Hola,

Los equipos argentinos no fueron favorecidos por los copones. Boca y Vélez son los dos que más viajarán y Arsenal puede enfrentar a dos brasileños. Newell's, el menos perjudicado.

La Copa Libertadores ya se está jugando a pesar de que todavía falta para que la pelota empiece a rodar. El sorteo de hoy le sirve a algunos entrenadores para que vayan haciéndose la idea de que acumularán muchas millas durante la fase de grupos. Los dos equipos que más viajarán son Boca y Vélez, que casualmente visitarán los mismos países si es que León de México le gana al Iquique chileno en una de las llaves preliminares que define el cuarto integrante del grupo 4. Distinto es el panorama de Arsenal y Newell’s, aunque el plantel rosarino deberá visitar al Deportivo Lara en Venezuela.

En cuanto a los rivales, si bien todos los partidos son complicados en este torneo, claramente el grupo 1, en el que está Boca, es el más difícil. Por no ser cabeza de serie, el Xeneize deberá medirse ante dos equipos que fueron campeones en sus países: Barcelona de Ecuador y Nacional de Uruguay. Aunque haya perdido la final ante Tijuana, el Toluca tiene un gran presente y también será un escollo difícil de superar para los de Carlos Bianchi. Además de tener un buen desempeño afuera de La Bombonera, Boca deberá mantener una performance impecable en sus tres encuentros como local porque si pierde puntos en casa le resultará difícil acceder a octavos de final.

Un camino parecido recorrerá Vélez, que llega como el último campeón del fútbol argentino y Ricardo Gareca apuesta todo a la Libertadores tras aquella semifinal perdida ante Peñarol en 2011. Casualmente, el Fortín vuelve a cruzarse con su verdugo uruguayo, algo que quizá puede ser beneficioso porque el hecho de enfrentarlo en la fase de grupos hace que haya menos posibilidades de que se vean las caras en instancias eliminatorias. Al igual que a Boca, al cuadro de Liniers puede que los viajes lo incomoden incluso más que los rivales, porque no debería tener problemas para superar a Emelec ni tampoco a quien integre la plaza aún no definida, ya sea Iquique o León.

Para Arsenal la primera ronda no será un trámite, pero el resultado de la llave entre São Paulo y Bolívar, que define el cuarto equipo del grupo, puede ser determinante por el gran nivel que tiene el conjunto brasileño actualmente. A la posibilidad de que el último campeón de la Sudamericana comparta grupo con los del Viaducto, hay que agregar la certeza de que el Atlético Mineiro de Ronaldinho, segundo en el Brasileirao, tiene el poderío suficiente como para quedarse con el primer lugar. Además de la convivencia con dos equipos de Brasil, el sorteo le regaló al plantel de Gustavo Alfaro la poco grata noticia de tener que visitar a The Strongest en La Paz, cuyos 3650 metros de altura sobre el nivel del mar obligan a los entrenadores a quemarse las neuronas pensando un planteo mediante el cual los jugadores puedan ahorrar energía pero a su vez logren atacar al rival a pesar de la falta de oxígeno.

La situación de Newell’s es la más favorable porque es el que menos kilómetros viajará. En cuanto a sus rivales, Deportivo Lara es el flamante campeón venezolano y quizá pueda crearle alguna dificultad al equipo de Gerardo Martino cuando lo reciba en Barquisimeto, pero el adversario a vencer es la Universidad de Chile. El conjunto trasandino perdió a su técnico, que asumió en la Selección, y ya no es aquel monstruo que ganó la Sudamericana 2011 con un juego colectivo impactante, por lo tanto, está debilitado. El cuarto cupo se definirá luego de que se enfrenten Olimpia de Paraguay y Defensor Sporting de Uruguay, dos equipos que están en un mismo escalón y por una cuestión de conveniencia, lo mejor sería que el conjunto Charrúa pasara de ronda y de esa forma Martino y compañía tendrían un desplazamiento corto.

Más allá de a quién se enfrente Newell’s, mucho tendrá que ver su andar por el Torneo Final, porque no tiene un promedio holgado y una mala racha en el fútbol local podría dejarlo nuevamente en una situación comprometida con respecto al descenso. El técnico sabe que el certamen continental es tentador tanto económica como deportivamente, pero tiene claro el objetivo principal por el cual asumió, que es dejar al club en Primera División y por eso no arriesgará más de la cuenta.

Para entrar al grupo 2, Tigre tendrá que superar al Deportivo Anzoátegui de Venezuela, rival que a priori no debería presentarle inconvenientes. De los tres que ya integran dicha zona, paradójicamente el más complicado es el Palmeiras, único equipo de la competencia que no está en la Primera División de su país. Sporting Cristal y Libertad están igual o por debajo del equipo de Néstor Gorosito, pero será importante que el plantel se recomponga anímicamente del horrible episodio vivido en Brasil durante la final de la Copa Sudamericana.

La Libertadores no suele tener zonas fáciles y salvo alguna que otra sorpresa, son generalmente los clubes que tienen cierta tradición en esta competencia los que llegan a las instancias finales. En esta edición vuelve uno de los técnicos que más veces ganó esta copa y también hay otro que renovó su contrato con la idea fija de llevar a su equipo a la cima del continente. Los brasileños ganaron cinco de las últimas diez ediciones...¿será el momento de los argentinos?

Artículos relacionados