thumbnail Hola,

Tras la destitución de Di Matteo, el equipo inglés se encuentra a la deriva

La destitución de Roberto Di Matteo ha caído como una pesada losa que se veía venir sobre la cabeza del ya ex técnico italiano del Chelsea. Su trabajo en el equipo londinense no fue malo, pero tampoco era bueno, por lo que la última derrota sufrida por 3-0 frente a la Juventus, que compromete el futuro del club en la Champions League, fue la gota que colmó el vaso de la paciencia de Roman Abramovich y su séquito de directivos Blues.

La Champions League y la FA Cup ganadas la pasada temporada fueron la neblina que tapó el lado oscuro del equipo de Di Matteo, un hombre que no ha sido capaz de dotar al Chelsea de la regularidad necesaria para realizar un buen papel en la Premier League y que, más bien, vivió de las rentas de las pinceladas de talento de sus mayores artistas.

Hace tan sólo una semana, en Stamford Bridge no se hablaba de fracasos, sino de proyectos y futuro, siendo el fichaje de Radamel Falcao el mayor deseo del Chelsea de cara al próximo e inminente mercado de invierno. La ambigüedad del delantero colombiano del Atlético de Madrid y el pánico de Enrique Cerezo no hicieron más que avivar el fuego de las ilusiones Blues.

Todos estaban muy emocionados con esta idílica historia de amor pero... ¿qué pasa ahora? El mayor problema no es la destitución del técnico Roberto Di Matteo, ya que el fichaje de Falcao es una iniciativa del club que trasciende la llegada de Rafael Benítez al banquillo de Stamford Bridge, sino la situación en la que se encuentra el equipo esta temporada.
RAZONES PARA AGUANTAR HASTA FINAL DE TEMPORADA


-MÁS OPORTUNIDADES EN EUROPA

-ESTÁ PELEANDO POR EL TÍTULO DE LIGA

-OPTA A TRES TÍTULOS FACTIBLES

-INCERTIDUMBRE EN EL CHELSEA CON EL CAMBIO DE ENTRENADOR

-ESTÁ EN SU MEJOR MOMENTO

-PROTAGONISTA DE LA EDAD DE ORO DE LA HISTORIA RECIENTE DEL ATLÉTICO


Según sus propias palabras, después de brillar con el Atlético de Madrid, el mayor sueño de Radamel Falcao es ahora jugar la Liga de Campeones, algo que podría no cumplirse en el Chelsea, equipo que tiene ya pie y medio fuera de la competición europea tras su sonora derrota en Italia frente a la Juventus.

Por contra, en la Premier League actualmente es Manchester, y no Londres, la capital del fútbol nacional, con el United y el City como enfrentado matrimonio real que regenta de forma vitalicia la lucha por el título de Liga mientras el resto de clubes nobles de Inglaterra se reparten como pueden el diezmo de la fase de clasificación para la Liga de Campeones.

Arsenal, Liverpool y Chelsea son actualmente tres viejos grandes rockeros a los que ya no les alcanza la voz para cantar el alirón y ven, temporada tras temporada, como les crecen más las canas que los títulos mientras tratan infructuosamente una y otra vez de renovar su vestuario por completo para ponerse a la moda

Llegados a este punto y siendo el Chelsea la mayor incógnita de todas... ¿Es el de Abramovich mejor equipo que el Atlético de Madrid en estos momentos? Al menos, actualmente, es una pregunta para debatir y no para reponder, por lo que Radamel Falcao no debería precipitarse en su decisión.

No es necesario -ni recomendable- para el triunfante delantero colombiano abandonar el Atlético de Madrid, su caballo ganador, de forma prematura en el mercado de invierno con la prometedora temporada que los colchoneros tienen por delante, tanto en Europa, como en la Copa del Rey y en la Liga, competición en la que los colchoneros marchan segundos, sólo a tres puntos de desventaja de un FC Barcelona que está liderando la tabla a base de récords.

Falcao no debe apurarse para luego arrepentirse ya que, siendo el mejor delantero del mundo, le sobra tiempo para fichar por el equipo que quiera a final de temporada, estando incluídas las posibilidades de quedarse en un Atlético de Madrid que podría jugar Champions o incluso salir campeón de Liga, así como también irse definitivamente a Inglaterra, donde seguro el Chelsea, o cualquier otro, le seguiría esperando.

Artículos relacionados