thumbnail Hola,

A propósito del amistoso que jugarán Perú y Bielorrusia, en Lima, Goal.com ubicó a Alexei Ríos, de padre peruano y madre bielorrusa, quien juega por el Shakhtyor Soligorsk.

El fútbol peruano es universal a su manera. El escaso rigor formativo de sus divisiones menores apenas le permite exportar jugadores a ligas de segundo orden o, en el mejor de los casos, contar con efímeros representantes en España, Italia, Portugal o Alemania. Por ello, no es de extrañar que algunos de sus futbolistas busquen, de forma aislada, el éxito en naciones recónditas.

Ésta es la historia de uno de ellos. Su nombre es Alexei Ríos y nació en Minsk, capital de Bielorrusia, hace 25 años. De padre peruano y madre bielorrusa, este volante por derecha juega en el Shakhtyor Soligorsk y ha sido seleccionado Sub 21 de ese país.

¿Has jugado en algún equipo peruano?
Conozco el Perú. Lo he visitado junto a mi padre, pero por periodos cortos. Nunca me quedé a jugar y toda mi carrera la he hecho en Bielorrusia.

¿Y cómo se ha dado tu carrera allá?
Me inicié en las divisiones menores del Dínamo Minsk, uno de los grandes de Bielorrusia, y a los 17 años me fichó el Shakhtyor Soligorsk. Tengo siete años en el equipo y soy titular. La prensa de aquí considera que soy uno de los mejores del torneo.

¿Cuáles son tus características de juego?
Soy un volante por los costados muy rápido, esa es mi principal virtud. Creo que lo de peruano se me nota en la técnica, porque aquí eso marca mucha diferencia. También tengo gol y ya he sumado tres en este campeonato.

No pocos en Perú consideran que la liga de Bielorrusia es de pobre nivel y por eso puedes tener éxito…
Obviamente no es de las ligas más fuertes de Europa, pero ha crecido muy rápido en los últimos años. Un ejemplo claro es que hace algunos días el BATE Borisov le ganó claramente al Bayern Múnich, subcampeón del torneo.

¿Tienes como referencia a algún jugador peruano?
Desde luego. Sigo mucho a Jefferson Farfán del Schalke, que me parece el mejor jugador peruano, y a Claudio Pizarro del Bayern. Ellos siempre han sido los más destacados para mí.

¿Has jugado con Alexander Hleb, el que estuvo en Barcelona?
Claro. Está ahora en el BATE Borisov y tuve la oportunidad de enfrentarlo. Lo que más me llena de orgullo es que lo enfrenté en algunas jugadas y siempre salí airoso. Es un jugador histórico de este país.

¿Has tenido la oportunidad de volver a la selección de Bielorrusia? ¿Te gustaría recibir alguna opción de la peruana?
He tenido chance en los últimos meses, en algunas preselecciones. Pero me gustaría más ganarme una chance en la de Perú, porque allá el fútbol se vive con una pasión distinta. Sería una linda experiencia porque mi padre siempre me habla de las grandes selecciones peruanas del pasado.