thumbnail Hola,

Juan Carlos Cárdenas recuerda el día en el que convirtió el gol más importante de la historia de Racing, que le dio a la Academia el título de Campeón del Mundo ante el Celtic.

Las historias se escriben en el arco de enfrente”, fue una de las frases que soltó el mítico Juan Carlos Cárdenas. Vaya si tiene razón, y no hay nadie mejor que él para describir, con esas palabras, ese gol inolvidable que le dio a Racing la máxima conquista de su historia y lo inmortalizó como la principal figura de la proeza académica.

Cualquier tipo de burla con respecto a la antigüedad del gol queda minimizada ante el repaso de la hazaña; porque aunque muchos recuerden únicamente ése partido ante Celtic en Montevideo, antes hubo dos finales y durante toda esa temporada el equipo de Juan José Pizzuti tuvo que jugar 20 partidos para ganar la Copa Libertadores de 1967.

Este domingo 4 de noviembre los hinchas de Racing que se acuerden de aquella consagración gloriosa de hace 45 años se levantarán diferentes, con una sonrisa quizás un poco nostálgica. Mientras que aquellos a los que los años les han hecho olvidar las fechas patrias, ni bien escuchen la palabra “Chango”, ya sea proveniente de sus esposas en el supermercado o  de un periodista que hace alusión al héroe del título mundial de La Academia, sentirán un sacudón interno y probablemente también esbozarán una sonrisa.

El zapatazo de Cárdenas ante Celtic fue el gol más importante de las páginas de Racing y él describe con particularidad lo que siente todos los 4 de noviembre.

“Lo mío es muy curioso. En el año cumplo dos veces, el día de mi nacimiento y el día de haber salido campeón porque siempre estamos festejando y por suerte está en el recuerdo y me pongo orgulloso de haber integrado un plantel que trajo por primera vez ese título a nuestro país”, confesó el delantero, que aunque tenga 67 años conserva la frescura de aquel joven que con 19 años llegó con su aire santiagueño, soñando con triunfar en Racing.

-Que el partido haya sido tan violento ¿le da un tinte de épica a la conquista?
-Y… Sí. En esos tiempos se jugaba de esa manera. Se nos dio todo porque aparte creo que esa Libertadores fue la más larga de la historia, jugamos muchos partidos para llegar al título. Una locura. Siempre recuerdo que vivíamos arriba de un avión y en Ezeiza. Viajábamos, veníamos, jugábamos acá y salíamos a jugar la Copa.

-Además, la definición no fue tan neutral que digamos. Tenían al 90% del estadio en contra...
-Era lógico que estuvieran en contra de Racing. Fuimos a sorteo, era jugar en Chile o Montevideo. Pero en cualquiera de los dos lugares íbamos a tener a la gente en contra. De todos modos, aquél equipo fue tan fantástico que poco le interesó haber jugado en Montevideo con toda la gente a favor del Celtic, es parte del folklore del fútbol.

-¿Cuál es el gol que ocupa el segundo lugar en importancia en la historia del club?
-Mirá, para ir al tercer partido teníamos que ganar en cancha de Racing y yo hago también el segundo gol (ganó Racing 2-1) y de eso se acuerdan muy poco. Y después por supuesto los goles más recordados son los que ganan títulos, como el de Loeschbor en 2001 o el de Catalán en la Supercopa 1988. Para salir campeón del ‘66 había que ganarle a Boca en cancha de Racing, ganamos 3-2 y el tercero lo hice yo. Ese también la gente lo recuerda mucho.

-¿Hay algo que te hayas quedado con ganas de hacer como futbolista?
-En los tiempos nuestros era todo muy distinto. Estaba enamorado de Racing. El poder adquisitivo no era malo, estábamos felices en nuestros clubes, tal es así que cuando te ibas quedaba un vacío de algo. Estar 11, 12 años en Racing se te hace hasta costumbre. Por ahí si de repente hacías una diferencia económica mucho mayor como la haces hoy hubiese pensado de otra manera.

-También la gente de La Academia estaba enamorada de vos…
-Yo estuve muchos años en Racing, la gente se acostumbró, pero tampoco me regalaban nada porque si yo no rendía no iba a estar 12 años en Racing. Hoy los chicos (y no está mal) se van rápido. Tienen la ventaja de los medios. Hoy un chico hace 10 goles y los ve el mundo, por eso mismo te venden más fácil.

-Vos lo dijiste, se van rápido. ¿Es por eso que no hay se pueden formar grandes equipos?
-Hay muchos motivos, hoy el jugador de fútbol no dura tanto tiempo en los clubes, apenas anda bien, cada seis meses los planteles cambian 40 o 50%. Nosotros jugamos 4 o 5 años todos juntos. Nadie se iba del club. Lo que le está pasando hoy al Barcelona, ¿cuánto hace que están jugando juntos? Cuanto más tiempo jueguen juntos se puede jugar mejor de forma colectiva.

-Racing parece haber armado un buen plantel. ¿Cómo lo ves?
-Tiene un buen plantel pero necesita arriesgar más, ser más audaz. De tres cuartos de cancha puede dar mucho más. A pesar de que tenemos una buena defensa no hacemos goles. Para mí hay que trabajar mucho en ataque para buscar más variantes ofensivas. Jugadores tiene para hacerlo. Racing no tiene calidad de juego pero defiende muy bien.

-Centurión empezó bien el campeonato y después cayó, ¿Qué pensás al respecto?
-Tendría que hacer un juego más colectivo que individual. Tiene un arranque brillante con pelota dominada pero tiene que empezar a picar sin pelota para que tengan opción de darle el pase a él. Tiene que jugar en forma colectiva y yo te puedo asegurar que va a cambiar rotundamente.
Lo de Centurión no es difícil cambiarlo, nada mas que hay que decirle: “Hay 10 jugadores más con la camiseta que usas vos. Mientras más la pases, más vamos a tenerla todos”.

-¿Y de Vietto qué opinás?
-Es más clarito, juega más en función de equipo, tiene mucho menos tiempo la pelota pero por ahí te hace un pase importante. Es un chico que va menos al roce y eso es bueno porque quiere decir que es inteligente para el juego.

Entrevistar a una leyenda como el Chango y no preguntarle por el mejor jugador del momento sería un pecado, por eso él también opinó sobre Lionel Messi:

"Es un zurdo zurdo que hace desastres. Vi muchos jugadores buenos, cada uno con su característica. Lo que más me impresiona es con la velocidad que juega. En Europa parecería como que se le hace un poco más fácil, pero tiene una facilidad de manejo de pelota la lleva a una velocidad supersónica y a medida que más velocidad toma, mas difícil se hace agarrarlo. No sólo eso sino que también va buscando la forma de dar un pase gol, por eso me sorprende. Es un jugador único con una inmensa calidad de juego".

-¿Tendría el mismo nivel en otro equipo?
-Si Messi va a otro equipo que no sea el Barcelona me parece que también va a andar bien porque va a aportar con su calidad de juego y el compañero va a pensar de otra manera.

Otro año pasó y ya son 45 las primaveras que separan al Chango Cárdenas de aquel zurdazo que quedó en la memoria de propios y ajenos, y que por el resto de la eternidad seguirá entrando al ángulo, aunque muchos deseen que pegue en el palo y se vaya. Pero la historia ya está escrita, y Cárdenas contribuyó con una página, por supuesto, en el arco de enfrente.

Artículos relacionados