thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 28 de agosto de 2014
  • • 19:15
  • • Estadio José Amalfitani, Capital Federal, Ciudad de Buenos Aires
  • Árbitro: F. Beligoy
1
F
0

Cerca del final, el Fortín pudo vencer al Granate.

Con un Pratto fantástico, Vélez le ganó con lo justo a Lanús y sigue con puntaje perfecto

Cerca del final, el Fortín pudo vencer al Granate.

Télam

El Fortín sufrió para quebrar el candado defensivo que le puso el Granate y gracias a su goleador pudo quedarse con los tres puntos y mantenerse en la cima del torneo en soledad.

Vélez no mostró su mejor versión, pero apareció su salvador, Lucas Pratto y le dio la victoria a poco del final ante un Lanús que se defendió bien, pero atacó poco. De esta manera, con cuatro fechas ya disputadas, los de Liniers continúan en soledad la punta del Campeonato de Primera División.

El primer tiempo en el José Amalfitani fue muy parejo, sin un dominador claro y con pocas llegadas. La mitad de la cancha era una batalla constante, con el equipo del Mellizo Barros Schelotto un poco más adelantado pero tirando muchos pelotazos frontales a Silvio Romero, quien tuvo una clara chance de gol, la única de hecho, que no terminó dentro de la red por obra y gracia de Sebastián Sosa.

Pero el local estaba agazapado para salir rápido de contragolpe, con un Lucas Pratto todo terreno. Sin embargo el nivel de los del Turu Flores en estos primeros 45 minutos no estuvo ni cerca de lo mostrado en las pasadas tres fechas.

En la segunda mitad Vélez salió más decidido y en tres minutos generó más que en toda la primera mitad. Sin embargo Lanús siguió apegado a su plan de esperar detrás de mitad de cancha y salir rápido con pelotazos para Romero.

A 15 minutos del final y cuando el Fortín no lograba quebrar la línea defensiva de su rival, su mejor jugador, Lucas Pratto, sacó un remate tremendo desde muy lejos que se estrelló contra el travesaño de Agustín Marchesín y ya avisaba lo que se iba a venir. Siete minutos después, el Oso se llevó puesta a toda la defensa Granate, tiró una pared con Milton Caraglio y definió ante la salida de Marchesín, quien dio rebote y en la segunda instancia, el voraz goleador no perdonó.

Gol y puntaje perfecto para un Vélez que no mostró su mejor versión, pero supo sobreponerse a un equipo que se le había cerrado bien atrás y lo había puesto en aprietos. La gente del Fortín se fue eufórica y pidiendo que el domingo próximo, "cueste lo que cueste" le ganen a Boca.

Relacionados