thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 24 de agosto de 2013
  • • 16:30
  • • Estadio José Amalfitani, Capital Federal, Ciudad de Buenos Aires
  • Árbitro: P. Argañaraz
0
F
0

Cero por cero da cero

Vélez y Lanús jugaron 90 minutos de espanto futbolístico y terminaron igualados 0 a 0, resultado ideal para dos equipos de los que se espera demasiado más.

Un bostezo atrás de otro. Así puede simplificarse el empate 0 a 0 entre Vélez y Lanús en el José Amalfitani, donde las ocasiones de gol se quedaron durmiendo la siesta mientras los dos se dedicaron a regalarse la pelota y llegar al arco rival como consecuencia de errores.

Todo eso que se esperaba de estos dos equipos preparados para mantenerse como animadores del Torneo Inicial no se hizo presente en la primera mitad. Planteos similares que apuntan a tener la pelota y atacar con varios futbolistas en el área rival se chocaron para que pase muy poco de real peligro.

El Fortín tuvo sus primeras chances con jugadas que Copete y Pratto no supieron resolver frente a Marchesín. El Granate por su parte controlaba en el mediocampo pero recién preocupó a Sosa a los 34 minutos con un remate de Ayala que se fue apenas desviado.

La más clara se produjo cuando se estaba recuperando un minuto, con un centro que encontraba en soledad a a Cabral de frente al arquero visitante, pero le erró al cabezazo y no pudo festejar antes del final de la primera parte.

El segundo tiempo tuvo una leve mejoría y rápidamente hubo oportunidades para Romero de Lanús que falló al lado del arco, Pratto de Vélez y una clara de Benítez que entró solo y remató alto. Pero después de esos minutos de vértigo, volvieron a la normalidad de entregarse la pelota.

Pasaban los minutos y parecía caer cada vez mejor el empate 0 a 0. O no se entiende por qué resignaron los ataques y las participaciones de los arqueros fueron cada vez más esporádicas,a  excepción de los reflejos de Marchesín después de un rebote en Pratto. Sobre el final regresó la intensidad con un tiro libre desperdiciado por Canteros y, en su contragolpe, un remate de Barrientos.

Si estos dos equipos quieren ser candidatos en serio, deberán modificar mucho su producción ya que sólo pudieron ganar en el debut y, por tercer partido consecutivo, se quedaron en puras intenciones.

Artículos relacionados