thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 29 de marzo de 2014
  • • 18:10
  • • Estadio José Amalfitani, Capital Federal, Ciudad de Buenos Aires
  • Árbitro: D. Herrera
5
F
1

El Lobo le dio aire y el Fortín lo aprovechó para golear

Vélez tuvo un segundo tiempo letal y goleó a Gimnasia por 5 a 1

El Lobo le dio aire y el Fortín lo aprovechó para golear

Télam

El Lobo perdonó al Fortín cuando lo tuvo a su merced y la respuesta fue terrible: cinco goles en el segundo tiempo para meterse de lleno en la pelea por el campeonato.

Aquel viejo apotegma del fútbol que reza que "los goles que se pierden en un arco se sufren en el propio" tuvo a Gimnasia ahí para revalidarlo. Porque no sacó la diferencia cuando pudo, le dio vida a Vélez y el 5 a 1 refleja la contundencia de un equipo que se repone ante la adversidad y sueña con el título.

La influencia del desgaste físico
realizado entre semana por la Copa Libertadores por el Fortín era una cuestión a analizar que se notó durante todo el primer tiempo. Porque salió decidido a buscar la victoria rápido y ahogó al Lobo, con la chance más clara en un remate de Romero que reventó el palo de Monetti.

Y ese factor tomó más fuerza cuando el Tripero logró resistir hasta que llegó el cansancio y con el gol de Rodrigo Contreras, un paso adelantado al momento de cabecear el centro de Meza, se hizo dueño del juego. Los quince minutos finales fueron de la visita más allá de un cabezazo de Tobio y, en los últimos instantes de esa primera parte se repartieron las chances Mussis dos veces, una clarísima frente a Sosa, luego Contreras y por último Álvaro Fernández.

El vértigo apareció para la segunda mitad y cerca estuvo Gimnasia de liquidarlo con una maniobra de Mussis a las manos del arquero. Y cuando Vélez parecía superado por la situación, apareció Lucas Pratto con un remate lejano que se metió abajo y contra el palo, donde Monetti jamás podía llegar, para que el 1 a 1 abra otro partido.

El equipo del Turu Flores encontró el aire y los de Troglio parecieron resignarse por no haberlo podido liquidar. Fue todo de la V hasta que Tito Canteros hizo magia dentro del área, la pisó para que el arquero pase de largo y definió por arriba. Y minutos más tarde, después de la expulsión directa para Gastón Díaz, llegó el penal a Pérez Acuña y la definición con clase de Mauro Zárate.

A partir de ese momento, nunca volvió a haber paridad y Agustín Allione remató con dos goles más para el aplastante 5 a 1 que dice poco sobre el desarrollo, donde Gimnasia perdonó a Vélez hasta que lo despertó y le permite un triunfo que lo pone en carrera para la pelea por el título.


Relacionados