thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 23 de febrero de 2013
  • • 17:00
  • • Estadio 15 de Abril, Ciudad de Santa Fe, Provincia de Santa Fe
  • Árbitro: G. Delfino
0
F
3

Quilmes le ganó un duelo clave a Unión

Justa victoria del Cervecero en Santa Fe. El 3-0 terminó siendo un poco excesivo y producto de que el Tatengue terminó con dos jugadores menos por expulsión. Hubo incidentes.

Desde la previa se intuía que no iba a ser un partido más. Unión y Quilmes se jugaban un duelo clave en la lucha por no descender. Los locales, últimos en la tabla de promedios y muy complicados, hacía 25 partidos que no ganaban. El Cervecero, si bien venía de buenas actuaciones ante Tigre y Boca, recién pudo cantar victoria en la fecha pasada ante All Boys.

El visitante pisó fuerte de entrada. A los 8 minutos, Juan Manuel Cobo escaló por la izquierda y habilitó a Jacobo Mansilla, que solo tuvo que empujarla para abrir el marcador. Si la situación del Tatengue ya era apremiante antes del inicio, con el 0-1 la gente, y los jugadores, se empezaron a impacientar.

El Cervecero manejaba el partido desde los pies de Cobo, Mansilla y el pibe Fernando Elizari. Menéndez, de gran campeonato, servía como descarga y aguantaba la pelota. El local, por su parte, dependía mucho de Franzoia y Matías Donnet. El partido era de ida y vuelta, y ambos arqueros tuvieron mucho trabajo.

Sobre el final de la primera etapa, Fernando Elizari definió rasante al palo derecho de Perafán, que no pudo detener el disparo, y Quilmes se puso 2-0. Unión, golpeado, se fue al descanso nervioso y abatido.
El segundo tiempo fue parecido al primero: mucha ida y vuelta, el medio era zona de tránsito. La entrada de Damián Lizio le dio juego y explosión al Tatengue, que aún así no podía vencer a Emanuel Trípodi.

Hasta que a los 20 minutos, la hinchada de Unión empezó a arrojarle cosas a la parcialidad visitante y el partido estuvo detenido por 17 minutos. Finalmente, la seguridad a cargo del evento tomó la medida más fácil y, como siempre, más injusta: echó a los hinchas visitantes. La policía, según relatos  de hinchas de Quilmes, desalojó a los simpatizantes cerveceros tirándoles agua y, ya fuera del estadio, con balas de goma. Otro accionar vergonzoso de una policía santafesina que siempre es noticia por su "mala praxis".

Germán Delfino, atinadamente, esperó a que se calmen las cosas y reanudó el partido. Los jugadores de Unión no pudieron abstraerse de la situación. Apenas reiniciado el juego, Barisone fue expulsado por un codazo a Gutavo Oberman. Allí se acabaron las aspiraciones del local. La gente empezó a insultar y ni siquiera el ímpetu y el buen ingreso de Damián Lizio pudieron revertir la situación. Difícil tarea tendrá Facundo Sava para levantar el ánimo del plantel Tatengue.

Sobre el final, se fue expulsado Avendaño en el local y, con el tiempo cumplido, Chirola Romero puso el 3-0 final. Goleada de los de Omar De Felippe que, por el momento, sale del descenso. Al menos hasta que jueguen Independiente y San Martín de San Juan.

Artículos relacionados