thumbnail Hola,
En vivo

Serie A

  • 14 de septiembre de 2013
  • • 15:45
  • • Stadio Olimpico di Torino, Torino
  • Árbitro: D. Massa
  • • Espectadores: 22780
2
F
2

No fue el regreso soñado

No fue el regreso soñado

AFP

El equipo de Allegri mostró su peor cara ante Torino, pero sacó un punto importante remontando un 2-0 en los últimos instantes del encuentro.

Pésima imagen la hoy ofrecida por un Milan sin alma, que se plantó en Turín pensando más en el partido del miércoles ante Celtic que en conseguir los tres puntos, por otra parte importantes, en la Serie A. Finalmente, las bajas en defensa de Abate y De Sciglio resultaron decisivas, tanto en el fondo, con un Zaccardo absolutamente perdido durante los 90 minutos, como ofensiva, sin ninguna llegada sobre la línea de fondo. Pese a todo, los milanistas lograron sacar un punto que parecía perdido en los seis minutos finales.

En el primer tiempo, el conjunto dirigido por Massimiliano Allegri no logró crear jugadas ofensivas que llevaran peligro sobre la portería de Padelli. Con Montolivo llevando la batuta, pero un tanto desdibujado, con Kaká intentando ganarse la confianza del técnico sin que le saliera ninguna jugada de precisión y con un Robinho absolutamente desaparecido, los visitantes sólo tuvieron en Balotelli, siempre presente, la única herramienta para hacer daño a un Torino bien plantado en defensa y peligroso en los contraataques.

http://u.goal.com/317200/317204_hp.jpgTras el descanso, la situación cambió, pero únicamente en lo que el resultado se refiere. El segundo tiempo fue un calco exacto del primero, con Milan dominando el balón, pero sin llegar con peligro al área rival y con los locales siempre preparados para salir rápido al ataque. La única diferencia, Torino no perdonó las oportunidades. Ya en el 48, D'Ambrosio aprovechó un centro al área pequeña para fusilar a Abbiati y hacer explotar el Olímpico.

Con Milan volcado, ya sin un Kaká exhausto en el terreno de juego, el equipo de Giampiero Ventura dio el golpe mortal. En un contraataque perfecto llevado por Immobile, el italiano asistió para Cerci que, absolutamente sólo y entrando en carrera por el lado izquierdo del área, batió al portero milanista poniendo un 2-0 que prácticamente mataba a los visitantes.

En el 88, sin embargo, el Milan logró, de forma un tanto surrealista, el 2-1 que le volvía a situar dentro del partido. Muntari aprovechó un error en la salida de Padelli para descontar. Un gol que le dio vida al conjunto de Allegri y que sería clave para el desgaste final. En prácticamente la última jugada, Poli provocó un claro penalti que Balotelli, con su habitual tranquilidad, mandó al fondo de las mallas.

El mal sabor de boca dejado por el juego se vio hoy neutralizado por una remontada en el tramo final que, pese a haberse sucedido, debería hacer reflexionar al técnico y a los jugadores. Milan no mereció empatar, pero lo hizo.

Relacionados