thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 22 de junio de 2013
  • • 19:00
  • • Estadio José Dellagiovanna, San Fernando, Provincia de Buenos Aires
  • Árbitro: N. Pitana
2
F
3

Al final hubo espumante

Al final hubo espumante

Caneo Tigre Quilmes

Quilmes venció 3-2 a Tigre, llegó a los 50 puntos en la temporada y De Felippe anunció que no sigue. El Matador redondeó un Torneo Final muy flojo.

En el cierre del torneo, sueltos, sin presiones, Tigre y Quilmes regalaron un partido abierto, entretenido, cambiante.

El primer tiempo pareció un partido de tenis. Había que mirar de un área a la otra, casi sin respiro. Tac, atacaba el local. Tac, respondía el visitante. Y así.

A los 6 minutos, Donatti cabeceó bárbaro un centro todavía mejor de Rusculleda y dejó sin chances a Trípodi para convertir el 1-0 del equipo dirigido por Gorosito. Pero enseguida, dos minutos más tarde, el primer avance del Cervecero encontró el gol: Chirola Romero equilibró la historia luego de que Menéndez no llegara a conectar un pase de Goñi y la pelota le quedó al volante por derecha, que la colocó arriba, cerca del ángulo izquierdo de Albil.

No aflojaron. El mediocampo era zona de tránsito. Después de una infracción no cobrada a Pérez García en la mitad de la cancha, Garnier capturó la pelota y le puso un pase vertical, con ventaja, a Cauteruccio. Se sabe, el uruguayo no suele perdonar en ese tipo de situaciones. Y no lo hizo: definió cruzado para dar vuelta la historia.

Tigre reaccionó cerca del final de la etapa inicial y logró la paridad con un muy lindo remate de Gastón Díaz, quien se acomodó, amagó y puso la pelota junto al palo derecho de Trípodi. Así se fueron al descanso. Aunque en la segunda etapa no bajaron el ritmo. Pero se despertó Caneo, refrescó aún más el ataque visitante y el enganche convirtió el 3-2 luego de una pared con Menéndez.

De esta manera, Quilmes (De Felippe anunció que no continuará en su cargo) alcanzó los 50 puntos en la temporada, mientras que Tigre no terminó bien en el Torneo Final, al que nunca pudo acomodarse luego de haber apostado la mayoría de sus fuerzas a la Copa Libertadores.

Artículos relacionados