thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 25 de noviembre de 2012
  • • 17:00
  • • Estadio José Dellagiovanna, San Fernando, Provincia de Buenos Aires
  • Árbitro: S. Trucco
2
F
0

Tigre cantó Victoria

Tigre cantó Victoria

Tigre festejó por fin, gracias Botta / FotoBaires

Con un gol de Silvio González y un golazo de Rubén Botta, Tigre logró su primera victoria del Torneo Inicial. Tras el 2-0 sobre Godoy Cruz, ya piensa en la Copa Sudamericana.

Aun con sus presentes magros, sus urgencias en la tabla del descenso, los dos equipos jugaron en Victoria pensando en el futuro. Tigre porque enfrentará el jueves a Millonarios por la semifinal de la Copa Sudamericana; Godoy Cruz porque tras el alejamiento de Omar Asad en la conducción, espera la asunción de Martín Palermo como nuevo DT.

Y en este marco se dio un partido abierto. Néstor Gorosito dispuso para Tigre un equipo alternativo, para darle descanso a los titulares de cara al viaje a Bogotá. El Matador jugó sin presiones, controló la pelota, no encontró mayor resistencia en el rival mendocino y disfrutó su primera victoria en el Torneo Inicial. No ganaba en su cancha desde la 17ma fecha del Clausura, el pasado 10 de junio.

A los 24' empezó a cosechar el triunfo: un centro desde la izquierda enviado con calidad por el sanjuanino Rubén Botta, llegó a la cabeza del experimentado Silvio González, el Pulpo, que fusiló a Nelson Ibáñez (foto). Fue el segundo tanto de González en el torneo, luego de su regreso de Chipre.

Empezó entonces el festival de Botta, el enganche de 22 años que desparramó talento para Tigre.

Gambeta, control de la pelota, todo un repertorio que redondeó a los 39', cuando recibió la pelota en la mitad de la cancha, junto a la banda izquierda e inició un sprint maradoniano que concluyó en la red del arco de Godoy Cruz. Era su primer gol en Primera del fútbol argentino, una definición de zurda que ya pelea por ser el mejor gol del torneo.

El segundo tiempo sifuió con la misma tónica. Tigre sabía que tenía controlado el encuentro y Godoy Cruz, resignado, era observado con atención (y preocupación) por Palermo, desde uno de los palcos del bonito estadio de Victoria.

Con equipo alternativo, Tigre logró la primera victoria del torneo y, como en el pasado Clausura, manda un aviso: va a dar pelea hasta el final. En la tarde del domingo demostró que tiene con qué.



Artículos relacionados