thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 18 de noviembre de 2012
  • • 17:30
  • • Estadio Ramón Sánchez Pizjuán, Sevilla
  • Árbitro: Fernando Teixeira Vitienes
  • • Espectadores: 45000
5
F
1

Sevilla se apodera del derbi andaluz con goleada y doblete de Fazio

Sevilla se apodera del derbi andaluz con goleada y doblete de Fazio

Getty Images

Manita histórica de los locales en el derbi. Los sevillistas hicieron lo que quisieron con un débil Betis en la primer mitad, y se fueron al descanso con 4-0

“Manita” sevillista en el derbi sevillano. Los locales bailaron como quisieron al Betis en la primera mitad, y en el descanso ya habían sentenciado con un 4-0. La goleada permite a los sevillistas recuperar la corona del fútbol de la capital hispalense, aunque los verdiblancos siguen por delante en la clasificación.

Ambos técnicos introdujeron de inicio novedades en sus onces. Míchel apostó por José Antonio Reyes en la izquierda, y por Fazio en el centro de la zaga a pesar que Botía ya estaba recuperado.  Ni se imaginaba Míchel la repercusión que tendrían estos dos jugadores en el derbi.  Por su parte, Mel también introdujo novedades en sus bandas, dio la camiseta de titular a Alejandro Pozuelo. En la medular volvió Rubén Pérez en lugar de Salva Sevilla para buscar un poco más de fortaleza por el centro, además del regreso también de Mario a la zaga por el lesionado Perquis.

El Sevilla salió como un huracán a jugar, y literalmente se comió a su rival. A los 24 segundos ya se adelantaban los blnquirojos con la inestimable ayuda del cancerbero  bético Adrián, que se equivocó en el pase y se la regaló a Reyes que marcó a placer el 1-0. La ventaja espoleó aún más a los locales que iban con el alma a cada balón. Sin tiempo para la reacción del eterno rival el Sevilla volvía a golpear. Esta vez el 2-0 llegó con un balón colgado desde una falta lateral de Rakitic que Fazio cabeceó a las mallas en el segundo palo, rozaba el fuera de juego el central en el momento del remate.

Brutal intensidad de los locales que en el minuto 4 ya ganaban por dos goles. Y pudo ser peor para el Betis si Negredo, tan solo dos minutos después, llega a acertar cuando la envió fuera con todo a favor habiéndose marchado incluso de Adrián. A partir, de ahí los verdiblancos intentaron despertar y controlar la posesión de balón. Al Sevilla le venía bien ese guión de esperar, y salir a la contra para buscar otro zarpazo.

El Betis seguía intentando dominar pero de forma estéril, y casi el único que lo intentaba era Rubén Castro. Las ocasiones seguían siendo nervionenses que pudo hacer el tercero con otro cabezazo de Fazio, y con un centro de Navas rematado por Reyes que sacó Adrián en un alarde de reflejos. Mel no quiso perder más minutos y reaccionó en busca de la remontada. En el 28, el madrileño sacó del terreno a Cañas, su medio más defensivo, e introdujo a otro delantero como Jonathan Pereira.

Pero sin tiempo para que el cambio heliopolitano surtiera efecto, el Sevilla golpeó de nuevo. Navas se marcó por la derecha y combinó con Cicinho que centró al área, allí cabeceó Negredo al larguero y el rebote lo envió Reyes a las redes.

Diez minutos después cuando ya se rozaba el descanso, el Sevilla redondeaba la espectacular primera parte con el cuarto gol, obra de nuevo de Fazio que cabeceó desde el punto de penalti, un centro del estelar Reyes. Con el 4-0 se llegaría el descanso. En los vestuarios los técnicos tendrían trabajo, Míchel evitar que el Sevilla saliera relajado a pesar de la momentánea goleada, y Mel cambiar la desastrosa  imagen de los verdiblancos.

El entrenador bético inicio la segunda parte con un cambio, y retiró del terreno de juego a Mario, quizás recayendo de sus problemas físicos, y sacó a Amaya.  El Betis empezó con más control en la segunda parte, pero el Sevilla creaba más peligro a la contra. En el 60 la cosa se le torció aún más a los verdiblancos con la expulsión de Rubén Pérez por doble amarilla tras una mano en la frontal del área. En el Sevilla se produjo el primer relevo, se marchó ovacionado el bigoleador Reyes y entró Perotti.

Con este clima los nervionenses estaban cada vez más relajados, y eso lo aprovechó Rubén Castro para recortar distancias rematando solo en el segundo palo un centro de Juan Carlos. A falta de 25 minutos intentaba aferrarse a las pocas esperanzas que tenía, y metió a Salva Sevilla por Juan Carlos buscando frescura en el ataque. Con el 4-1 Míchel hizo un nuevo cambio y sacó a Maduro por Javi Hervás, uno de los jugadores con menos minutos en la temporada.  

Los locales tenían cada vez menos tensión y solo esperaban el final del encuentro, lo que propició que el Betis tomara por completo el control de la bola, aunque los blanquirojos no renunciaban a alguna contra conducida por Navas.  En una de esas, y ya en el descuento Rakitic clavó el quinto para establecer el definitivo 5-1.

Así, se llegaría al final del encuentro con los dos equipos rendidos a la evidencia del  abultado marcador. Victoria merecidísima del Sevilla que en muchos momentos fue el único que jugó sobre el césped del Sánchez Pizjuán. Tres puntos clave para los locales que se reenganchan a la zona europea de la tabla, y que servirán también en lo anímico, y de paso para ratificar en el cargo al técnico Míchel. El Betis fue un equipo sin alma hoy, y tras la goleada en el derbi sevillano sale de los puestos de Liga de Campeones.

Artículos relacionados