thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 5 de enero de 2013
  • • 18:00
  • • Estadio Ramón Sánchez Pizjuán, Sevilla
  • Árbitro: Carlos Del Cerro Grande
  • • Espectadores: 20000
1
F
0

Sevilla se saca la mufa ganando sobre el final ante Osasuna

Sevilla se saca la mufa ganando sobre el final ante Osasuna

Getty Images

Los sevillistas consiguieron una ansiada y sufrida victoria para cortar la sangría de puntos. Osasuna es el nuevo colista.

El Sevilla ha recibido de los Reyes Magos un auténtico balón de oxígeno. Un postrero gol de Spahic ha salvado un partido complicadísimo y el puesto de Míchel. Osasuna mereció mejor premio a su gran primer tiempo. 

Ni Míchel ni Mendilibar sorprendieron demasiado con sus alineaciones. Lo más destacable en el Sevilla fue la continuidad en el once de Kondogbia y Reyes, quiénes precisamente fueron dos de los mejores hombres del encuentro. En los rojillos, la gran novedad fue la inclusión de Rubén en lugar del sancionado Arribas y la del canterano Oier en lugar de Timor.

La primera mitad de los locales fue bastante paupérrima, ya que no crearon  casi nada en ataque, solo algún fogonazo de calidad de Reyes y Navas, mientras que los nervios en defensa propiciaron algunos desajustes que bien pudieron costar algún gol. Osasuna estaba comodísimo y sin necesidad de hacer un gran fútbol, dominaban sin problemas e incluso rozaron algún gol en algunas de las innumerables jugadas a balón parado de las que dispusieron. Armenteros, que llegaba con ganas de reivindicarse en su antigua casa, fue el mejor en el primer acto.

Los locales carecieron de intensidad y fuerza durante la primera parte en las que se escucharon algunos silbidos contra el equipo y el presidente José María Del Nido. Con Osasuna perdonando la vida a los hispalenses se llegaba al descanso. Míchel debía buscar un cambio radical y Mendilibar tendría que pedir paciencia a sus hombres para que siguieran buscando el ansiado gol de la victoria.

El Sevilla salió con otro aire en la segunda mitad, aunque los pamploneses estuvieron más cerca de marcar con un mano a mano de Kike Sola que el árbitro invalidó por una polémica mano. De hecho, Del Cerro Grande no estuvo tampoco muy afortunado cuando en la primera mitad no señalizó una mano de Miguel Flaño dentro del área.

El segundo acto fue un auténtico acoso local sobre la portería de Andrés Fernández, José Antonio Reyes y Jesús Navas, al igual que haría después Perotti, generaban un sinfín de ocasiones internándose por su respectivas bandas aunque sin encontrar un rematador acertado. Los visitantes se defendían como podían y el guardameta sacó hasta cuatro balones claros. El conjunto navarro solo podía esperar una contra en la que cogiera desprevenido a la zaga local.

Los andaluces, ya totalmente volcados, encontraron su premio a solo siete minutos del final, cuando Spahic, previa asistencia de Reyes que estaba en posición dudosa,  aprovechó un barullo en el área para adelantar a los suyos, y llevar el delirio a las hoy  semivacías gradas del Sánchez Pizjuán. Ahora le tocaba sufrir al Sevilla, y Míchel apuntaló el equipo introduciendo a Maduro en el lugar de un exhausto Reyes. Por su parte, Mendilibar sacaba todas sus cartas y puso sobre el campo a Joseba Llorente.

El Sevilla supo dormir el partido para hacerse con tres puntos cruciales y dar oxígeno a su técnico y a la directiva, todos ellos cuestionados por la afición. Por el contrario, los Reyes Magos le dejaron carbón a Osasuna que se queda hundido como colista de La Liga, en un partido en el que pudo sacar algo más.

Artículos relacionados