thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 26 de mayo de 2013
  • • 16:00
  • • Estadio Ingeniero Hilario Sánchez, San Juan, Provincia de San Juan
  • Árbitro: J. Pompei
3
F
1

Se le escapó de las manos

San Martín de San Juan le ganó 3-1 a Lanús con goles de Caprari, Ledesma, tras un grave error de Marchesín, y Riaño. El Santo sueña con salvarse del descenso y seguir en primera.

La tarde empezó mal para Lanús en San Juan: un gol de Gastón Caprari antes de los diez minutos de juego le complicaba las cosas al equipo de Guillermo Barros Schelotto, que no podía darse el lujo de perder puntos, ya que una victoria de Newell's podría dejarlo lejos de la punta con sólo cuatro fechas por disputar.

En los últimos partidos, Lanús no brilló como sí lo había hecho en el inicio del torneo, y por eso los resultados no fueron los esperados. Lo mismo ocurría en San Juan: poca movilidad y falta de conexión entre los volantes y los delanteros. Sin embargo, el Granate se despertó gracias al golazo de Barrientos y a partir de allí todo cambió.

Pareció volverle la memoria al conjunto del Sur, mientras que San Martín sintió el empate y no logró asimilarlo. Tal es así que minutos después de la igualdad, Izquierdoz estuvo cerca de dar vuelta el partido pero el travesaño le negó la alegría.

En el complemento Lanús dominó pero no pudo plasmarlo con claridad en el arco rival hasta que Silvio Romero hizo una buena jugada individual por la derecha pero Ardente tapó el remate. Por esos caprichos del fútbol, lo que un arquero impidió en un área, otro lo facilitó enfrente: un centro frontal que parecía fácil para Marchesín terminó en gol de Ledesma, que aprovechó el error del arquero y la empujó en el área chica.

Automáticamente, después de la falla de Marchesín, Lanús se hundió. Tuvo algunas oportunidades, sí, pero el golpe que produjo el segundo tanto del conjunto local fue imposible de absorver por los de Barros Schelotto, que sobre el final, ya jugados en ataque, quedaron desguarnecidos en el fondo y en un contraataque, Riaño liquidó el partido.

El plantel de Forestello digirió rápidamente la derrota contra Independiente, rival directo por el descenso, y apenas una semana después bajó a uno de los aspirantes al título y le recortó distancia en el promedio al Rojo. Tanto a Marchesín como a Lanús, el partido se le fue de las manos y si no hay reacción en la próxima fecha, el torneo se puede ir también.

Artículos relacionados