thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 13 de abril de 2013
  • • 16:20
  • • Estadio Ingeniero Hilario Sánchez, San Juan, Provincia de San Juan
  • Árbitro: P. Loustau
6
F
1

San Martín y el partido de su vida

Goleó a Boca por 6-1 con un triplete de Osorio y goles de Penco, Luna y Landa. Los de Carlos Bianchi fueron un desconcepto detrás de otro. Pésimo partido del Xeneize.

El recuerdo del 6-1 de San Martín de Tucumán en la Bombonera en 1988 se le vino a la mente a muchos hinchas de Boca tras la goleada sufrida esta tarde en San Juan. Algunos, quizás, también recordaron el 0-6 en la Bombonera ante el Gimnasia del Beto Márcico y un excelso Guillermo Barros Schelotto. Si hay algo seguro, es que esta tarde quedará en la memoria de todos los hinchas xeneizes por los años de los años, justo en el día en que Boca cumplía sus 100 años en Primera.

Calificar de vergonzoso el rendimiento del Xeneize esta tarde sanjuanina casi que sería poco. Un equipo apático, con mil errores y desconceptos, con discusiones entre los jugadores a la vista de todos y una goleada en contra como premio. Ya desde el comienzo se palpitaba una mala tarde para Boca. A los dos minutos, Burdisso pifió un rechazo en al área, la pelota le cayó al colombiano Osorio que agradeció y la metió junto al palo derecho de Ustari, que nada pudo hacer.

Boca se encontró con el gol en contra apenas iniciado el juego y todo se le hizo cuesta arriba. Los de Carlos Bianchi no podían hacer dos pases seguidos. Ni Bravo ni Sánchez Miño, se hicieron ejes del equipo. Acosta y Colazo casi no tocaban el balón. Ni hablar de Silva y Martínez, que esperaban arriba algún bochazo que les cayera del cielo.

San Martín, con poco, roles definidos y conociendo sus limitaciones, dominaba el medio. A los  21 minutos, un centro de Luna, fácil para el arquero, increíblemente se le metió a Ustari, que calculó muy mal y la pelota lo pasó. A los 39, Acosta fue derribado en la línea del área. Loustau cobró penal y Silva lo transformó en gol. Si alguien pensaba que a partir de allí se vendría la reacción de Boca, se equivocó. Dos minutos después, Lucas Landa conectó un centro de Luna y marcó el tercero de cabeza. El desconcierto de Boca era tal, que tuvo un tiro libre a favor, cerca del área y en posición de gol, y quien se hizo cargo de la ejecución fue Cristian Cellay... Ya en el descuento, otra vez Osorio, de cabeza, puso el cuarto para delirio de todos los sanjuaninos que llenaron el Hilario Sánchez.

Incrédulos y golpeados, los jugadores de Boca se fueron al vestuario. Extrañamente, Bianchi dejó en el camarín a Caruzzo y a Clemente Rodríguez, quizás guardándolos para el partido ante el Toluca, y mandó a la cancha a Lisandro Magallán y al chico Escalante. Por supuesto que estos cambios no produjeron ninguna variante en el desarrollo del partido. San Martín arrancó la segunda parte atacando, igual que como terminó la primera.

A los 10, otra vez Osorio definió cruzado y marcó su tercero del partido, el quinto para el Verdinegro. Pero el calvario de Boca continuó: 6 minutos después, Penco de cabeza tras un tiro libre puso el sexto para el local. El resto del partido estuvo de más, con unos jugadores de Boca que discutían entre ellos y otros con ganas de querer hacer un pozo y enterrarse ahí mismo. San Martín amainó el ritmo y, si bien tuvo alguna otra chance para aumentar, se conformó con el 6-1.

Imposible para Boca sacar algo bueno de esta tarde de debacle futbolística. Lo único que se puede llevar Carlos Bianchi, es la certeza de que varios jugadores no pueden seguir jugando en el club a partir de junio. La lista la inicia Cristian Cellay, pero podría incluir a la defensa completa que jugó hoy. Hasta Guillermo Burdisso, que llegó el semestre pasado para reemplazar a Insaurralde y nunca se asentó. Otros que parecen haber cumplido un ciclo en Boca son Matías Caruzzo y Santiago Silva.

Inolvidable tarde para San Martín y para todo el fútbol sanjuanino, que recordará esta goleada por el resto de la historia.

Artículos relacionados