thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 5 de octubre de 2013
  • • 20:15
  • • Estadio Pedro Bidegaín, Capital Federal, Ciudad de Buenos Aires
  • Árbitro: F. Rapallini
0
F
0

San Lorenzo fue más que Tigre pero falló en la definición y por eso debe conformarse con un punto.

Sólo faltaron los goles

San Lorenzo fue más que Tigre pero falló en la definición y por eso debe conformarse con un punto.

Fotobaires

San Lorenzo jugó bien como siempre pero falló como nunca: fue 0-0 ante un Tigre muy desordenado que se la pasó tapando agujeros en defensa y no aprovechó los contraataques.

Quien haya asistido al Nuevo Gasómetro con la esperanza de ver otro show de San Lorenzo, seguramente se habrá ido con un sinsabor producto del resultado no deseado, pero con la certeza de que el equipo sí respetó su liberto a rajatabla como lo viene haciendo en los últimos partidos.

Sin embargo, tuvo dos problemas: la fortuna de un Tigre desbordado que con desesperación pero con buen tino fue tapando los distintos agujeros que se le originaban en defensa, y la falta de puntería de cara al arco rival. Oportunidades tuvo de sobra el equipo de Pizzi, que durante la mayoría del encuentro jugó con la última línea casi en la mitad de cancha y en los metros finales volvió a dar una exhibición de movilidad y precisión en espacios reducidos.

El irregular Tigre, que todavía no sabe quién será su técnico, no fue ordenado abajo, pero supo arreglárselas para dificultarle la circulación al Ciclón, aunque por momentos la movilidad de su rival era tal que aparecían huecos en los que el visitante sólo dependía de la puntería de los atacantes de San Lorenzo y de los reflejos de Javier García, que siempre esperó hasta el final antes de jugársela.

En los minutos finales, cuando la gente, con un alto grado de impaciencia, reclamó atacar a las apuradas, el equipo local dejó de pensar y de hacer bien todo lo que hasta ese momento estaba haciendo. Y ahí fue donde aparecieron algunas oportunidades para Tigre, de contraataque, que bien podrían haber terminado en gol, pero nuevamente la impericia en la definición se hizo presente en el Nuevo Gasómetro.

Quien lea y no haya visto no podrá creer que este fue un partido muy entretenido a pesar de la falta de goles, pero vale la pena destacar, a pesar de la falta de puntería, la voluntad de ambos equipos de no entregarse hasta el final.

Artículos relacionados