thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 15 de febrero de 2014
  • • 20:30
  • • Estadio Pedro Bidegaín, Capital Federal, Ciudad de Buenos Aires
  • Árbitro: P. Loustau
1
F
0

Blandi festeja su primer gol con la camiseta de San Lorenzo.

San Lorenzo volvió a la victoria ante Racing

Blandi festeja su primer gol con la camiseta de San Lorenzo.

Fotos Télam

Después de dos derrotas seguidas, el Cuervo jugó mejor que la Academia y le ganó por 1 a 0 con gol de Blandi, el primero que hace desde que llegó al club.

Se despertó. Después de los dos cachetazos que le propinaron Olimpo primero y Botafogo después, San Lorenzo se despabiló en el momento justo y en el partido indicado. Volvió a mostrar la cara que se pudo ver durante el torneo pasado y le ganó bien a Racing por 1 a 0 y, a pesar de que sufrió sobre el final, mereció un poco más.

Casi desde el vestuario pegó el local. Porque durante los primeros minutos salió con todo: presionó arriba, manejó la pelota y fue profundo por los costados, con Romagnoli, Piatti, Correa y Buffarini. Enseguida, a los 8, un error en la defensa de la Academia le sirivió la pelota a Blandi a media altura para que el ex-Boca defina con una impecable media tijera que significó, no sólo el primer gol del partido, sino la victoria.

El único cambio significativo que se pudo notar con respecto al equipo de Pizzi fue la presencia de un 9 definido, lo que le permitió a los demás atacantes intercambiar posiciones y moverse por todo el frente de ataque para sorprender a los defensores del conjunto de Mostaza Merlo. Cuando se dieron cuenta, ya era demasiado tarde.

Al visitante le costó todo: salir del fondo, generar fútbol y acercarse al arco de Torrico. Si bien tuvo algunas situaciones aisladas, fueron por errores puntuales de la defensa del Santo, que dejó algunos espacios por los costados o con la última línea mal parada. Tal vez desde la falta de conexión de De Paul con los delanteros o desde las imprecisiones, que hicieron que los delanteros queden lejos del equipo, es por donde se puede explicar la falta de profundidad de Racing.

Así y todo, el Cuervo se confió. No convirtió los goles necesarios y terminó sufriendo sobre el final un partido que tenía ganado desde el primer tiempo. Si Vietto o Hauche mejoraban la puntería en los últimos minutos, podrían haber empatado. Aunque también, si Correa o Piatti no se hubiesen comido algunas situaciones claras, la diferencia hubiese sido mayor.

De cualquier manera, los de Boedo jugaron mejor durante los 90 minutos y mostraron su mejor cara desde la llegada de Bauza. A cuidarse, se despertó el campeón.

Relacionados