thumbnail Hola,
En vivo

Copa Libertadores

  • 9 de abril de 2014
  • • 22:00
  • • Estadio Pedro Bidegaín, Capital Federal, Ciudad de Buenos Aires
  • Árbitro: J. Soto
3
F
0

Por Piatti, San Lorenzo logró avanzar a octavos de final

Por Piatti, San Lorenzo logró avanzar a octavos de final

Getty Images

Dos goles de Nacho, el último a falta de un minuto para el final, le dieron la clasificación al Ciclón que con el 3-0 terminó con mejor diferencia que Independiente del Valle.

Este miércoles la Copa Libertadores vivió una de las definiciones más emotivas y angustiantes de todos los tiempos. San Lorenzo e Independiente del Valle se jugaron su pasaje a octavos, gol a gol hasta que finalmente el 3-0 de Ignacio Piatti ante un vencido Botafogo, terminó inclinando la balanza para los de Bauza.

San Lorenzo tenía que ganar, eso ya se sabía, pero para que sirviese no debía hacerlo Independiente del Valle que contaba con los mismos puntos que el Ciclón y mejor diferencia de gol. Para Botafogo el empate era una buena posibilidad y jugó a eso, pero mal. Los brasileños no ofrecieron resistencia nunca y perdió el ánimo muy rápido cuando Villalba puso el 1-0.

Todo pasaba por San Lorenzo, la cantidad de goles que debía hacer y las noticias que llegaban desde Chile, donde los ecuatorianos primero ganaban luego perdían y así hasta el infarto de cada hincha del Ciclón que no sabía cómo decirle a sus jugadores que el 2-0 que marcaba Piatti, no alcanzaba

Bauza intentaba llevar tranquilidad dentro de la confusión y las cuentas que hacían en el estadio. El entrenador se mantuvo sin decirle nada a sus jugadores pero con los cambios las señales eran claras: algo faltaba. Cavallaro, Elizari y Navarro se sumaron a Piatti, Matos y Villalba para buscar un gol más.

En Santa Clara ganaba Independiente del Valle 4-5 en un encuentro de metegol y así quedaban iguales en diferencia de gol pero con los ecuatorianos pasando por mayor cantidad de goles.

Con Botafogo regalado y sin intención de pelear ya por el partido, San Lorenzo solo debía empujar el balón al arco, parecía fácil pero cuando Matos quedó solo, esquivó al arquero y la tiró afuera, pareció que el milagro no iba ser posible. Pero faltaba una más, la última. Una corrida interminable de Piatti hasta enfrentar a Jefferson y miles de corazones que se paralizaron por un momento hasta ver inflarse la red. Una noche de Copas que será difícil de olvidar para el hincha azulgrana.


Relacionados