thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 16 de noviembre de 2013
  • • 20:20
  • • Estadio Pedro Bidegaín, Capital Federal, Ciudad de Buenos Aires
  • Árbitro: N. Pitana
4
F
2

San Lorenzo le ganó a Belgrano y es líder hasta el lunes

San Lorenzo le ganó a Belgrano y es líder hasta el lunes

Ángel Correa / Fotobaires

En un partidazo, el Ciclón se impuso ante Belgrano con goles de Más, Correa, Piatti de penal y Cetto. El equipo de Pizzi quedará en la cima hasta que juegue Newell's.

Como en sus épocas más gloriosas, San Lorenzo demostró que en este momento tiene bien ganado el apodo de Ciclón. El excelente presente del conjunto dirigido por Juan Antonio Pizzi llegó a su esplendor en los primeros diez minutos ante Belgrano, durante los cuales atosigó constantemente a su rival y le asestó dos golpes que parecían marcar el rumbo del partido definitivamente.

En parte por los ideales del entrenador y también debido a las características de los jugadores, San Lorenzo puede permitirse presionar a sus rivales bien cerca del área, con el fin de impedir la salida limpia desde el fondo y ganar terreno parando su última línea en la mitad de cancha. De esta forma se jugó gran parte del primer tiempo, aunque un pelotazo tomó por sorpresa a la dupla central y el Picante Pereyra aprovechó para descontar y ponerle algo de emoción al partido.

No obstante, aquella jugada aislada fue simplemente un accidente, pero la esencia del encuentro no cambió. A Romagnoli, Piatti y Más se les hacía agua la boca cada vez que encaraban por la parte izquierda del ataque y Ricardo Zielinski nunca logró que sus jugadores pudieran contrarrestar esa falencia defensiva. El punto a favor para el cuadro cordobés es que si bien Farré y Affranchino fueron amonestados en el primer tiempo por acumulación de faltas, no se vio una desesperación extrema. No obstante, de haber sido más simple, San Lorenzo podría haberlo liquidado antes del descanso.

El problema de un planteo tan ambicioso como el de Pizzi en una cancha tan grande como la de San Lorenzo, es que los músculos no responden con la misma eficacia en los segundos tiempos, y en cuanto disminuyó la intensidad de la presión en campo rival, Belgrano se fue animando cada vez más. Allí fue cuando la pasó realmente mal el local, porque en otra jugada aislada Pereyra metió un derechazo cruzado que Alvarado se llevó por delante y transformó en el empate.

Sin embargo, cuando arriba hay jugadores veloces y el rival sale del fondo y ataca con más presencia, se generan espacios y eso es lo que Villalba, Correa y Piatti aprovechan cada vez que tienen la oportunidad. Podría haber sido cualquiera de los tres, pero fue Nacho el que entró gambeteando a Lollo y ante el mínimo contacto se dejó llevar por la gravedad.

Fue 4-2, pero San Lorenzo podría haber metido más goles y terminar con el arco en cero. En la recta final del torneo, lo único que debe hacer Pizzi es encontrar el momento en el que su equipo deba regular para no ahogarse. Si encuentra la fórmula y se le dan algunos resultados, estará bien encaminado al título.

Artículos relacionados