thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 1 de marzo de 2014
  • • 20:30
  • • Estadio Dr. Lisandro de la Torre, Rosario, Provincia de Santa Fe
  • Árbitro: M. González
0
F
1

Los pibes de Colón tienen permitido festejar

Colón sufrió pero le ganó 1 a 0 a Central y es puntero

Los pibes de Colón tienen permitido festejar

Télam

Al Sabalero poco le importará que llegó dos veces al arco y su rival más de diez. Superó al Canalla en pleno Arroyito, sumó su cuarto triunfo al hilo y manda en soledad.

Colón se hizo Gigante, más que Arroyito. El mismo club que hace unos meses era un gran interrogante, inhibido para incorporar y con una sangría de jugadores por falta de pago, hoy mira a todos desde arriba. El debate sobre el estilo queda de lado, muy afuera. Porque este 1 a 0 en Rosario ante Central se explica con orden, esfuerzo y sobre todo pasión.

Ocurra lo que ocurra en el futuro, los hinchas Sabaleros jamás podrán reprocharle a este grupo de juveniles de no defender con el alma los colores. Porque el Canalla manejó el partido desde temprano, lo metió cerca de su área y generó peligro constante sobre todo con la velocidad de Acuña, siempre bien despejado por los defensores de la visita y con Montoya como partícipe de la resistencia.

La pelota era propiedad de Jesús Méndez y de Encina, pero el rojinegro resistió hasta que llegó su chance y no la desaprovechó: jugada de Graciani por derecha para Carlos Luque, que se fue cerrando hasta encontrar el hueco y disparar bajo al palo izquierdo de Caranta. Llegaba el gol que poco entendía de justicia pero mucho del amor propio. El travesaño vibró con un tiro de Méndez, luego Montoya sacó un cabezazo de Berra y el resto cabezazos y despejes. La tarea de Colón en la primera parte estaba cumplida.

El 8 de Central volvió a rematar de afuera y pasó a centímetros del ángulo superior izquierdo. Todo era local, menos la ventaja en el marcador. A medida que pasaban los minutos y las situaciones, Montoya se transformaba en héroe con dos atajadas a sendos cabezazos de Donati, uno arriba y el otro contra el palo cuando parecía ya vencido. Y en el final, Carrizo enganchó para adentro pero no pudo patear bien y se fue lejos.

El repaso del equipo de Colón lleva a calificar lo hecho en Rosario como heroico. Porque tuvo muchísimo de suerte, pero aún más de sacrificio, de esfuerzo, de ser un equipo que corre cada pelota como si fuera la última. ¿Que pateó dos veces al arco, en el gol y en el minuto 94? ¿A qué hincha o jugador le va a importar? Si hace dos meses eran el mayor candidato al descenso y hoy están punteros. Y así, de la mano de Diego Osella, tienen permitido soñar en grande.

Relacionados