thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 7 de septiembre de 2014
  • • 19:15
  • • Estadio Monumental Antonio Vespucio Liberti, Capital Federal, Ciudad de Buenos Aires
  • Árbitro: M. Vigliano
2
F
0

Mora, el goleador de la noche

River volvió a dar un concierto y le ganó a Tigre

Mora, el goleador de la noche

Télam

El conjunto de Marcelo Gallardo fue ampliamente superior a los de Victoria y con dos golazos de Rodrigo Mora se quedó con el triunfo, la punta en soledad y mantuvo el invicto.

El Monumental fue testigo de un nuevo concierto del River de Gallardo. Esta vez no hubo goleada. Fue 2-0 ante un Tigre anárquico dentro y fuera de la cancha. Pero el equipo del Muñeco le volvió a llenar los ojos a los hinchas Millonarios, con intensidad, presión, juego asociado en ataque y un nuevo triunfo que los deja más punteros que nunca, tres puntos arriba de Vélez.

River fue el claro dominador en el primer tiempo. Los de Núñez respetaron la premisa de su entrenador y salieron a presionar desde el primer minuto, pero se encontraron con una cancha más mojada que lo habitual que resaltó las imprecisiones y obligó a más de un jugador a cambiarse de botines.

El Millonario avisó con un remate de Mora que luego Boyé no pudo aprovechar en el rebote de García; y dos claras del joven delantero -un fuerte disparo y un cabezazo después de un centro perfecto de Vangioni-, ambas bien resultas por el arquero de Tigre. Pero a los 33’, Rojas tiró un centro desde la izquierda que Sánchez peinó para que Mora pueda sacar un potente remate de zurda, abrir el marcador y poner justicia en el resultado.

Lejos estuvo River de bajar la intensidad en el complemento. Salió a ser protagonista y golpeó desde el inicio, repitiendo la fórmula: Rojas desbordó por la izquierda y el uruguayo aprovechó su centro para ampliar la cuenta.

Con la tranquilidad de la ventaja, la Gallardeta se dedicó a hacer lo que mejor le sale: atacar. Con los avances de Solari, que entró fresco en lugar de un Mercado que estuvo en duda, y con Vangioni por los costados -ambos con la colaboración de Sánchez y Rojas-; y con Pisculichi activo por el medio. Los delanteros, que en este equipo son los primeros defensores presionando en todo momento, siempre están bien abastecidos para generar peligro en el área rival.

Este equipo gana, gusta y si no golea es como si lo hiciera. Y no sufre atrás. Porque anula por completo el juego del rival y lleva adelante una idea que despierta la locura en las tribunas del Monumental. El Muñeco se volvió a ir ovacionado y la postal será una constante. Él y su equipo lo merecen.

Relacionados