thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 8 de septiembre de 2013
  • • 18:10
  • • Estadio Monumental Antonio Vespucio Liberti, Capital Federal, Ciudad de Buenos Aires
  • Árbitro: P. Diaz

River Plate

3
F
0

Los tres mosqueteritos

Los tres mosqueteritos

Vangioni Simeone Andrada Lanzini River

Dos goles de Lanzini, el primero de Gio Simeone en Primera y una muy buena actuación de Andrada le dieron a River el 3-0 ante un Tigre flojísimo.

Sin Teo Gutiérrez ni Jonathan Fabbro, y con Rodrigo Mora en el banco. Adentro la sangre joven. Ramón Díaz se la jugó con sus tres mosqueteritos: Manuel Lanzini (20 años), Federico Andrada (19) y Giovanni Simeone (18) tenían la difícil misión de quebrar a un Tigre limitado pero muy ordenado. Y lo hicieron. ¿Y ahora, quién sale?

En la primera mitad, River fue el único protagonista del encuentro. Tuvo la pelota, la manejó en su campo y en terreno rival, y contó con las situaciones de peligro. Sin embargo, no fueron elaboradas: remates desde afuera de Ponzio (por dos), Andrada, Carbonero y Vangioni…

Le costó encontrar espacios a Lanzini, más allá de su movilidad y de la intensidad de sus laderos en ataque. Lo logró en el arranque del segundo tiempo: a los 45 segundos, el enganche hizo un slalom desde la mitad de la cancha y definió de puntín, a un costado de Javier García, para el 1-0.

Así, con una jugada individual, River abrió el partido. No jugó bien. No. Jugó mejor que Tigre. Pero eso es diferente. “¿Cuándo van a decir que River jugó bien?”, se preguntó Ramón Díaz en cuanto agarró el micrófono en la conferencia de prensa. Simple: cuando juegue bien, Ramón…

Con el resultado a su favor, Tigre se vio obligado a salir. Y desnudó todas sus limitaciones. Apenas una situación de peligro (tapadón de Barovero, a quien los hinchas de River pidieron para la Selección) en 90 minutos refleja la pobre realidad del equipo dirigido por Diego Cagna.

En una ráfaga, River noqueó a su rival. Andrada, de buen partido, forzó a Paparatto a cometer un error y a cederle la pelota a Gio Simeone para que el hijo del Cholo convirtiera su primer gol en Primera.  Enseguida, tras un rechazo corto de Javi García, Lanzini apareció para convertir el 3-0.

El resto del partido estuvo de más. River pudo haber ampliado el marcador. Tigre, ni cerca estuvo del descuento. Y así, River volvió a ganar. Metió más goles que en las cinco fechas anteriores. Se puso de pie en el torneo gracias a sus mosqueteritos. Le servirá, seguramente, para jugar mejor.

Artículos relacionados